24 de mayo de 2007

DICCIONARIO DE LA ESTUPIDEZ HUMANA

Sinopsis:

“El lector que busque en este libro únicamente estupideces, puede sufrir un desencanto al encontrar también mitos, falsas creencias, tomadas de pelo, tonterías convertidas en dogmas, supersticiones, falsedades, usos y costumbres absurdos, prejuicios, ideas locas, fanatismo, patrioterías y todas esas cosas ridículas en que ha creído la humanidad y con las que ha vivido desde que el mundo es mundo. Todo eso puede catalogarse bajo una única categoría: LA ESTUPIDEZ HUMANA.

El tema es inagotable, como parece ser inagotable la estupidez del –no sé por qué- llamado homo sapiens, que en su comportamiento parece comportarse peor que los animales irracionales. Aunque los animales se dice que no piensan, el hombre se ha comportado como ellos pareciendo que tampoco piensa. Puede parecer exagerado decir eso, pero este pequeño diccionario demuestra todo lo contrario. El hombre moderno sigue siendo casi el mismo hombre de la Edad Media, sumido en el miedo al más allá y limitado en su vivir por supersticiones y prejuicios."


Siguiendo con el tema de la estupidez –después de leer a Ponte di Pino-, este es el segundo libro que leo sobre el tema y que me divierte además de hacerme pensar (sobre estupideces, claro está). Es un libro hereje, estúpido y divertido, qué más se puede pedir. Es del maestro RIUS, eso lo dice todo. Está escrito con su singular estilo y humor e ilustrado con sus famosos monitos.

El diccionario incluye 728 entradas –la mayoría relacionada a cuestiones religiosas- y como material extra un capítulo especial dedicado a los platillos voladores y a todo lo relacionado con ellos, marcianos incluidos.

Veamos algunos ejemplos sobre alguna estupidez y su significado (ojo: aquí no aparecen en orden alfabético):

Empresarios: Es una estupidez humana: cuando fracasan, en vez de correrlo, corren a sus empleados.

Licenciado: En México se puede ser abogado sin que nadie lo tome en cuenta. Hay que llamarse “licenciado” para impresionar a la gente, pero como está tan desacreditado el título, muchos prefieren llamarse “Doctor en derecho”, aunque no o sean. También yo podría poner en mis tarjetitas “Licenciado” por haber sido licenciado del servicio militar. Pero prefiero seguir en esta profesión que no tiene título que la ampare ni diploma que la respalde.

Locuras: De todas las locuras que practica la humanidad, la que más me simpatiza hasta ahora es la mía.

Libertad: La gran estupidez de algunas gentes es proclamarse libres perteneciendo a una iglesia o un partido político. La verdadera libertad se encuentra sólo saliéndose de esas instituciones.

Inspiración divina: Durante varios siglos los escritores presumían de recibir la inspiración divina para pergueñar sus obras (religiosas desde luego, no había de otras) y lograra así la aprobación eclesiástica. Así podían asegurar que no había errores pues Dios mismo les inspiraba en sus escritos ¡Pobre Dios! cuántas barbaridades y estupideces se han escrito echándole la culpa de ellas.

Abstinencia: Tonta virtud consistente en privarse de los goces de la vida, así sean las diversas carnes, los varios alcoholes, el baile, las comilonas y demás placeres mundanos. Peor de tonta cuando quien manda vivir así es la iglesia y sus obispos, que viéndolo bien, no se abstienen de nada.

Afrodisiacos: Ya desde antes del VIAGRA, los hombres han buscado y creído encontrar sustancias para excitarse sexualmente, o excitar a la dama. Miles les creen a los ostiones, otros prefieren polvo de cuerno de rinoceronte. También se habla del ajo y la cebolla, del ginseng o del champagne. La verdad es que el mejor afrodisiaco es la buena salud. O como decía mi cuate el gallego: “¡Dejaos de puñetas: el mejor afrodisiaco es un buen culo!
”.

Pentágono: inocente figura geométrica que se volvió criminal al llenarse de generales norteameriyanquis.

Flatulencias: Cada día es más difícil encontrar dónde fumar por la molestia que el olor del tabaco provoca a otras personas. Por fortuna todavía no prohíben soltar pedos en lugares públicos.

Gratis: En la mayoría de las situaciones conflictivas, la entrada es gratuita. Lo que es carísimo es la salida.


Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Diccionario de la estupidez humana
Rius
Ed. Grijalbo



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres un perfecto idiota!!!

fernando enrique figueroa marquez dijo...

O gran maestro rius gracias por expresar tan fiel y educada mente lo que muchos pensamos de la iglesia católica que vaya y chingue a su corruptisima madre!!!!!!!

fernando enrique figueroa marquez dijo...

O gran maestro rius gracias por expresar tan fiel y educada mente lo que muchos pensamos de la iglesia católica que vaya y chingue a su corruptisima madre!!!!!!!