11 de diciembre de 2008

Gracias por fumar




Nunca he sido fumadora constante, es más, en este momento me encuentro en la etapa en que el cigarro me da asco. Sin embargo mi entorno siempre ha estado rodeado de fumadores, lo que me ha convertido en una fumadora pasiva con un riesgo mayor de "contraer" cáncer pulmonar, ya que, según se ha demostrado recientemente, a los pasivos nos hace más daño inhalar el humo del vecino, que fumar por cuenta propia. Yo pienso que son patrañas... pero en fin, la ciencia es la que habla.

Analizando mi historial de fumadora activa, me he dado cuenta de que soy fumadora social. Antes, cuando todavía se permitía fumar en los Sangrons y establecimientos similares, las conversaciones entre nuestro grupo de amigos siempre contaban con tres ingredientes fundamentales: litros y litros de cafeína, grandes cantidades de nicotina (creo que sobre nuestra mesa había más IMECAS que en el la calle), y algún tema sexoso (habláramos de lo que habláramos, siempre las conversaciones derivaban en sexo).

Ahora el ser fumador es condenarse ante la sociedad, es un terrible vicio que debe erradicarse a toda costa, incluso las leyes han convertido el fumar en espacios públicos en algo ilegal... Gracias por fumar (Thank you for smoking) cuenta la historia de un hombre que se dedica a defender los derechos de los fumadores y de las grandes corporaciones tabacaleras que pagan su nómina.

Nick Naylor, como se llama este personaje, es un tipo persuasivo y con mucha labia. Sus tácticas para defender los intereses de la industria del cigarro consisten, no en darle la razón a los tabacaleros, sino en demostrar que su oponente está equivocado o lanzando un contraataque que ellos no esperan. Por ejemplo, cuando están en el congreso debatiendo sobre poner etiquetas de veneno en las cajetillas de cigarro, el inteligente señor Naylor le voltea la tortilla al senador de Vermont acusándolo de apoyar a un estado que produce quesos que incrementan el colesterol de las personas ocasionando que sufran de males cardiacos y que la imagen de la calavera deberían de ponerla en los quesos y no en las cajetillas de cigarros.

La película es divertida aunque no profundiza mucho. Todo se queda en una embarradita sobre el falseo de información -que en la película eufemísticamente le llaman "reinterpretación de datos"- los sobornos, las mentiras y todo ese juego sucio que las grandes corporaciones utilizan para seguir vendiendo su producto a los consumidores.

Y a pesar de todo, Nicke Naylor me pareció un tipo fenomenal. El no tiene reparos en reconocer que es de "moral flexible", no le importa ser el hombre más odiado del país ni convencer a jóvenes de 15 años que fumen cigarrillos. Después de todo, sólo lo hace "para pagar la hipoteca", o por dinero como él mismo lo reconoce. Para muchos podrá parecer un tipo detestable, pero es de los más honestos que he visto, no tiene por qué ocultar lo qué hace bajo máscaras hipócritas ni se anda con moralismos absurdos.

Si queren pasar un buen rato, véanla. Si buscan algo más profundo, se van a decepcionar. Uno de los puntos más acertado de esta producción es el reparto con el que cuenta: Aaron Eckhart, Robert Duval, William H. Macy, Rob Lowe, Maria Bello, Sam Elliott, Adam Brody y la bellísima Katie Holmes.





5 de diciembre de 2008

Regulación del uso de bolsas plásticas


Una de las pocas buenas noticias que me ha dado gusto escuchar estos días es saber que el Congreso de México, desde el mes pasado, ha propuesto regular el uso de las bolsas de plástico debido al grave problema de contaminación que ha provocado el uso desmedido de este material. Todo marcha bien y parece que pronto entrará en vigor una nueva ley que, no prohibirá el uso de las bolsas, pero sí obligará a todos los comerciantes a que el plástico que ofrezcan en sus productos sea biodegradable. Esto quiere decir que las nuevas bolsas podrán degradarse en un periodo de 2 a 3 años en vez de los 2 ó 3 siglos que tardaría el plástico convencional.

----------------------------------------------------------------------

Distrito Federal— En los últimos ocho años el consumo de bolsas de plástico en México, se incrementó 100% informó el senador del PAN, por Querétaro, Guillermo Tamborrel.

Tras advertir del peligro ambiental que representa el fenómeno, señaló que hoy por hoy, los mexicanos consumen más de 20 millones de bolsas de plástico al día, mientras que más de 90% de la basura que se encuentran en los vertederos son, precisamente, bolsas de plástico.

Por estos motivos, el senador presentó recientemente una iniciativa de ley que adopta medidas en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos para la sustitución paulatina de las bolsas de plástico.

Tamborrel ejemplificó que en el mundo se consumen entre 500 mil millones y un billón de bolsas por año. “Desgraciadamente, menos del 1% de estas bolsas se recicla, y el 99% restante va a parar a basureros, tiraderos a cielo abierto, ríos y el océano”, dijo.

Finalmente a verdad está comenzando a aparecer, señores plasticomafiosos.

Además, el tiempo que tarda en degradarse una bolsa de plástico es de 150 años en promedio, y cuando son incineradas generan decenas de tóxicos en el humo que emana de su combustión alterando la salud humana.

Explicó que el desecho de bolsas afecta a 200 especies marinas, que mueren cada año por intoxicación, asfixia e inanición, mientras que los costos para reciclar aun son altos.

Según un reporte de las Naciones Unidas, cada kilómetro cuadrado en el océano contiene casi 46 mil piezas de plástico flotante poniendo en riesgo la vida de millones de aves marinas y miles de mamíferos marinos y peces.

Uno de los principales problemas, explicó el senador, es que reciclar una tonelada de bolsas de plástico tiene un costo de cuatro mil dólares; por otra parte, un estudio reveló que en China, se ahorra 37 millones de barriles al año al prohibir la repartición de bolsas gratis en los comercios, reduciendo su consumo en dos terceras partes.

Tamborrel detalló que varias naciones ya han tomado medidas sobre la producción descontrolada de bolsas de plástico. Irlanda fue pionero, al introducir en 2002 el Plastas, que cobra $0.15 de euro al consumidor por cada bolsa distribuida.

Otros países que ya han adoptado medidas similares, son Alemania, España, Sudáfrica, Rwanda y Bangladesh, mientras que Israel, Canadá, India, Singapur y Reino Unido, también han prohibido o están cercanos a prohibir el uso de las bolsas de plástico.

Otra alternativa que han adoptado otros países alrededor del mundo como Colombia y Buenos Aires, se basa en la sustitución de las bolsas de plástico por bolsas de materiales biodegradables a partir del almidón de maíz o plásticos de oxo-biodegradación.

Tamborrel opinó que transitar a este tipo de tecnologías, permitirá reducir en gran medida el volumen de plásticos derivados del petróleo y con ello el daño ambiental que ocasionan

fuente: http://funverde.wordpress.com/2008/11/07/mexico-distrito-federal-plantean-ley-para-reducir-uso-de-bolsas-de-plastico/

26 de noviembre de 2008

WWE Divas


Últimamente me ha gustado ve la lucha libre por televisión. Pero no cualquier lucha, sino la de las mujeres de la WWE.

Parece increible que mujeres como ésta, sean feroces luchadoras.












Una probadita de estas mujeres que cada semana cumplen las fantasías de millones de espectadores.










23 de noviembre de 2008

Tu voz...

Hoy escuché tu voz… aunque fuera por breves segundos… aunque no fuera a mí a quien buscabas… aunque fuera por el auricular del teléfono de por medio...


Escuché tu saludo gentil, con la pregunta protocolaria ¿cómo estás?


Sé que no significaba nada más que un cordial intento de iniciar una conversación, sin embargo la emoción me invadió… no me gusta cuando un sentimiento me traiciona… pero qué puedo hacer…


Tu voz… es lo único que resuena en mi mente…

19 de noviembre de 2008

Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos

Photobucket
Graffiti urbano

No tengo nada en contra de los psicólogos o psiquiatras, ellos hacen su trabajo, pero a veces suelen meterse donde no les llaman con la buena intensión de “ayudar” a las personas.


Tuve dos experiencias desagradables con dos psicolocas cuando era una adolescente confundida. Fui a visitarlas más por obligación que por mi propia voluntad. Ambas me preguntaron cosas de mi infancia, la relación con mis padres –en especial con mi madre-, me pusieron a hacer dibujitos de cualquier estupidez y llegaron a la conclusión de que poseo una formidable colección de trastornos producto de la relación conflictiva con mi madre y que necesitaba terapia con urgencia. Las madres siempre son las culpables de los traumas de los hijos. Por eso no tengo hijos.


En ambas ocasiones me quedé con la impresión de que estas psicolocas eran un poco sádicas y disfrutaban con hacerme sentir miserable. Desde ese momento decidí que nunca jamás en la vida caería en las garras de algún psiquiatra o psicólogo.


Claro, años después me tuve que tragar mis palabras


Comencé mi terapia con un psicólogo que resultó ser muy diferente de las dos locas anteriores, mucho más alivianado y que no sólo me recalca los defectos, sino también las virtudes que rara vez veo en mi personalidad.


Fue así como caí en manos de la psicología, aunque en mi caso, fui yo quien la buscó, no como el protagonista de Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos. Rodrigo, el personaje principal de la novela, es un hombre que lo tiene todo: una esposa e hijos maravillosos, unos padres que lo quieren, un buen puesto en la empresa familiar, una casa con piscina y hasta un gato que ladra… podría decirse que es feliz, hasta que en el cumpleaños de su hijo, su cuñado –que casualmente es psiquiatra- le detecta fobia a los botones de la ropa y parafasia.


Unos días después el esposo de su hermana le redacta un informe sobre lo que podría sucederle si no se atiende a tiempo. Como persona sensata, Rodrigo decide buscar una segunda opinión con una psicóloga. Ella le hace ver al paciente que no es feliz aunque tenga la falsa ilusión de que sí lo es agregando, con esto, otro trauma al protagonista que comienza a cuestionarse sobre cosas que nunca en la vida se había preguntado.


A raíz de ahí comienza su calvario cuando visita a una infinidad de psicólogos y psiquiatras que sólo le recetan medicamentos para calmar los nervios que ellos mismos le producen.


Su hermana se divorcia del psiquiatra y éste recomienda a Rodrigo que acuda con otro colega para que le ayude con su fobia a los botones y su parafasia. El recomendado del cuñado resulta ser un hombre sumamente nervioso que transmite todo menos tranquilidad, que pretende ayudar a las personas de trastornos que él mismo padece (también el psiquiatra es parafásico) y refleja en ellos los temores que atormentan su alma como el miedo a la muerte. Esta escena es realmente memorable en el libro puesto que mientras charlan y comen pescado en un restaurante, el psiquiatra se suelta a llorar a moco tendido enfrente del paciente.


Es una novela muy simplona y muy divertida, escrita en un lenguaje muy sencillo (expresiones coloquiales de España, puesto que el autor es madrileño) sin mayores méritos que parodiar a esos extraños personajes discípulos de Freud y entretener al lector.


Les dejo este link para que lean las primeras páginas de la obra.


Photobucket

Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos
Rodrigo Muñoz Avia
Ed. Alfaguara

14 de noviembre de 2008

Philippe Candeloro

Philippe Candeloro


Hace 10 años, mi madre sufrió un accidente que la dejó en cama por 7 meses. Como no tenía mucho que hacer puesto que no podía moverse, comenzó a desarrollar una extraña afición por las telenovelas y los programas deportivos.

Mi pasión deportiva siempre ha sido por el fútbol americano y el patinaje artístico (no practico ninguno de los dos, pero me gusta verlos). Recuerdo que en el 98 hubo unos juegos olímpicos de invierno en Nagano, Japón y como mi madre estaba convaleciente, pues nos aventamos casi todas las olimpiadas aplastadas en la cama (mi madre por enfermedad, yo por güeva), tragando palomitas y galletas con chocochips.

De esas olimpiadas invernales lo que más recuerdo es a un patinador francés llamado Philippe Candeloro imitando a D'Artagnan que ganó la medalla de bronce. Esta es la rutina con la que ganó ese año



Estas son otras de sus rutinas basadas en películas de Hollywood

Braveheart



George of the Jungle



Saturday Night Fever



Matrix



A Nightmare on Elm Street



Wild Wild West




11 de noviembre de 2008

Soy...

Este es un ejercicio terapéutico que una amiga psicóloga me recomendó.

Se supone que todos tenemos una concepción muy particular de lo que somos o creemos ser, hay ciertas cacarcteristicas que nos definen como personas, sin embargo no existe nadie en el mundo que sea 100% como cree ser, y en algunas ocasiones somos lo opuesto de lo que predicamos.

Este ejercicio ayuda a que uno pueda identificar las situaciones exactas en las que es lo opuesto de lo que dice ser, o ayudar a encontrar un equilibrio en la personalidad.

Bueno, he aquí mi lista de lo opuesto a lo que soy



7 de noviembre de 2008

7 libros

Odio los memes, me fastidian, me revienta el hígado tener que estar contestando un montón de preguntas absurdas como los chismógrafos de la secundaria…

Pero en este caso haré una excepción. Este meme lo tomé del blog de Blas, y como me pareció interesante, decidí responderlo. El único problema fue seleccionar sólo 7 libros, después de pensarlo detalladamente, este es el resultado.

1.- El Quijote. No por nada es el segundo libro más leído en la historia de la humanidad, después de la Biblia, y un clásico de la literatura universal.


Photobucket



2.- Diálogos, de Platón. Con este libro descubrí la filosofía, es una buena manera de acercarse al pensamiento de los antiguos griegos y de comenzar a formarse un criterio propio.


Photobucket



3.- Más Platón y menos Prozac, de Lou Marinoff. Para quienes crean que la filosofía no sirve para nada, este libro les enseñará que no es así. Fue justo por este libro por lo que decidí estudiar Filosofía en la Universidad.


Photobucket



4.- Réquiem por un suicida, de René Avilés Fabila. Es de mis favoritos por tratar el tema del suicidio de una manera diferente. No es un libro para todo público.


Photobucket



5.- El mito de Sísifo, de Albert Camus. “No hay sino un problema filosófico realmente serio: el suicidio. Juzgar si la vida vale o no la pena ser vivida equivale a responder a la cuestión fundamental de la filosofía”


Photobucket



6.- La seducción de las palabras, de Alex Grijelmo. Este libro me abrió los ojos respecto a todos esos recursos seductores pero engañosos que utilizan los publicistas y los políticos para manipular nuestra manera de pensar.


Photobucket



7.- El Anticristo, de Nietzsche. Las consecuencias del cristianismo sobre la historia de la humanidad. Nietzsche cambió mi vida con este libro.


Photobucket

2 de noviembre de 2008

Muerte ridícula



[...] Nadie piensa nunca que nadie vaya a morir en el momento más inadecuado a pesar de que eso sucede todo el tiempo, y creemos que nadie que no esté previsto habrá de morir junto a nosotros. Muchas veces se ocultan los hechos o las circunstancias: a los vivos y al que se muere -si tiene tiempo de darse cuenta- les avergüenza a menudo la forma de la muerte posible y sus apariencias, también la causa. Una indigestión de marisco, un cigarrillo encendido al entrar en el sueño que prende las sábanas, o peor aún, la lana de una manta; un resbalón en la ducha -la nuca- y el pestillo echado del cuarto de baño, un rayo que parte un árbol de una gran avenida y ese árbol que al caer aplasta o siega la cabeza de un transeúnte, quizá un extranjero; morir en calcetines, o en la peluquería con un gran babero, en un prostíbulo o en el dentista; o comiendo pescado y atravesado por una espina, morir atragantado como los niños cuya madre no está para meterles un dedo y salvarlos; morir a medio afeitar, con una mejilla llena de espuma, la barba ya desigual hasta el fin de los tiempos si nadie repara en ello y por piedad estética termina el trabajo; por no mencionar los momentos más innobles de la existencia, los más recónditos, de los que nunca se habla fuera de la adolescencia porque fuera de ella no hay pretexto, aunque también hay quienes los airean por hacer una gracia que jamás tiene gracia. Pero esa es una muerte horrible, se dice de algunas muertes; pero esa es una muerte ridícula, se dice también, entre carcajadas. Las carcajadas viene porque se habla de un enemigo por fin extinto o de alguien remoto, alguien que nos hizo afrenta o que habita en el pasado desde hace mucho, un emperador romano, un tatarabuelo, o bien alguien poderoso en cuya muerte grotesca se ve sólo la justicia aún vital, aún humana, que en el fondo desearíamos para todo el mundo, incluidos nosotros. Cómo me alegro de esa muerte, cómo la lamento, cómo la celebro. A veces basta para la hilaridad que el muerto sea alguien desconocido, de cuya desgracia inevitablemente risible leemos en los periódicos, pobrecillo, se dice entre risas, la muerte como representación o como espectáculo del que se da noticia, las historias que se cuentan o leen o escuchan percibidas como teatro, hay siempre un grado de irrealidad en aquello de lo que nos enteran, como si nada pasara nunca del todo, ni siquiera lo que nos pasa y no olvidamos [...]

(fragmento de "Mañana en la batalla piensa en mí" de Javier Marías)





Grabados de Guadalupe Posada

31 de octubre de 2008

Segunda oportunidad

Los protagonistas del siguiente video, tuvieron la oportunidad de hacerle así a la muerte.








video

28 de octubre de 2008

En esto creo






En esto creo
Carlos Fuentes
Ed. Seix Barral










Carlos Fuentes cree en muchas cosas. Cree en la Amistad, en Faulkner, en la Globalización, en la Muerte, en la Política, en el Sexo…


Este libro me ha parecido uno de los más sinceros e intensos de Fuentes, quien desde hace varios años es uno de mis escritores preferidos. Esta lectura es una manera muy acertada de acercarse al autor y conocer a fondo su forma de pensar así como las múltiples influencias que ha tenido en su escritura.


En esto creo es un libro compuesto por pequeños ensayos y relatos autobiográficos ordenados de manera alfabética. Se adentra en el tema de la literatura y nos describe por qué cree en Balzac, en Faulkner, en el Quijote, en la Novela, en Kafka, en la Lectura, así como en diversos valores universales como la Amistad o la Libertad. El desacierto principal es cuando el autor escribe sobre temas fuera de su área –la literatura- y se adentra en el mundo de la política; algunas de sus pretensiones resultan un poco ingenuas como convencer al ejército de que reduzca en 1% sus costos militares para que se acabe con el hambre en el planeta o que la educación es la panacea que librará a América Latina de absolutamente todos sus males.


No es un mal libro y es una buena manera de acercarse al autor de La región más transparente para comprender mejor su obra.


Den click en Letras Libres para saber más del libro

24 de octubre de 2008

Con mucho cariño

Para mi tío y el tío de Mimejoramigadetodalavida, con mucho cariño de sus sobrinas Lola y A.L.





Y por favor, la próxima vez que quieran tener un affaire recuerden que PARA ESO EXISTEN LOS CONDONES

21 de octubre de 2008

El temperamento de los libros

Photobucket

Si una noche de invierno un viajero... de Italo Calvino es una de esas novelas que llegan y ocupan inmediatamente su lugar entre los clásicos. De ahí provienen los siguientes humores que son novedad para siempre.

Photobucket
Photobucket

---------------------------------------------------------------------

  • Libros que no has leído.
Photobucket

  • Libros que puedes prescindir de leer.
Photobucket

  • Libros hechos para otros usos que la lectura.
Photobucket

  • Libros ya leídos sin necesidad siquiera de abrirlos pues pertenecen a la categoría de lo ya leído aún antes de haber sido escrito.
Photobucket

  • Libros que si tuvieras más vidas que vivir ciertamente los leerías también de buen grado, pero que por desgracia los días que tienes que vivir son los que son.
Photobucket

  • Libros que tienes la intensión de leer aunque antes deberías de leer otros.
Photobucket

  • Libros demasiado caros que podrías esperar a comprarlos cuando los revendan a mitad de precio.
Photobucket

  • Libros que podrías pedirle a alguien que te preste.
Photobucket

  • Libros que tantos han leído que es cómo si tú también los hubieras leído.
Photobucket

  • Libros que hace mucho tiempo tienes programado leer.
Photobucket

  • Libros que buscabas desde hace años sin encontrarlos.
Photobucket

  • Libros que se reifieren a algo que te interesa en este momento
Photobucket

  • Libros que quieres tener al alcance de la mano, por si acaso.
Photobucket

  • Libros que podrías apartar para leerlos a lo mejor este verano.
Photobucket

  • Libros que te faltan para colocarlos junto a otros libros en tu estantería.
Photobucket

  • Libros leídos hace tanto tiempo que sería hora de releerlos.
Photobucket

  • Libros que has fingido siempre haber leído mientras que ya sería hora de que te decidieras a leerlos de veras.
Photobucket

15 de octubre de 2008

Grandes joyas culturales

Creo que este post no necesita de palabras...

Son imágenes que he tomado de algunas partes de mi bella Chilangolandia -como la primera, esa la tomé en una estación del metro- y que muchas de estas, la gran mayoría, las he mandado como legado cultural a otros sitios de internet como selenguolatraba.com ahí también las pueden ver.

Den click en las imágenes para poder apreciarlas en todo su esplendor.