4 de abril de 2011

Invocación

Escribo tu nombre en todas partes.

No sé por qué lo hago.

Quizá para no olvidarte. Quizá para acordarme de que tengo que olvidarte.

Escribo tu nombre a manera de invocación para ver si así puedo encontrarte de nuevo.

(Dolores Garibay)



Imagen: La súplica, de José María Guijón

2 comentarios:

Historias de Luis dijo...

Junto con saludarte , me permito comentar lo que has escrito , sin loas típicas , das justo en el detalle de que para olvidar recordamos , llamamos , callados.
Lo que se olvida se guarda , lo que daña se plasma , llamamos al recuerdo que aun sigue meciendo nuestra alma.
La eterna lucha entre el Yo y el quiero.

Saludos

Dolores Garibay dijo...

Hola Luis,

Gracias por tu comentario. En efecto, hay veces que las personas nos cambian tanto que es difícil olvidarlas, aunque ya no estén con nosotros. Gracias por pasarte por mi blog :)

Besos chilangos :)