15 de octubre de 2007

Carta escrita en el año 2070

Poniendo mi granito de arena en el Blog Action Day, les trasncribo un e-mail que me enviaron y que considero muy adecuado para la ocasión.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

CARTA ESCRITA EN EL AÑO 2070

Estamos en el año 2070, acabo de cumplir los 50 pero parezco de 85. Tengo serios problemas renales porque bebo poco agua. Creo que me resta poco tiempo. Hoy soy una de las personas más viejas en esta sociedad.

Recuerdo cuando tenía 5 años, todo era muy diferente. Había muchos árboles en los parques, las casas tenían jardines y yo podía disfrutar de un baño quedándome bajo la ducha por horas. Actualmente usamos toallas humedecidas en aceite mineral para limpiar la piel. Antes todas la mujeres mostraban sus bonitas cabelleras; ahora debemos raparnos para mantener nuestras cabezas limpias sin usar agua. Mi padre solía lavar el auto con el agua que salía de una manguera; hoy los niños no creen que el agua se utilizaba de esa manera. Recuerdo que había muchos anuncios que decían “CUIDA EL AGUA” sólo que nadie les hacía caso. Todos pensábamos que el agua jamás se podía terminar.

Ahora todos los ríos, represas, lagunas, manantiales y acuíferos están irreversiblemente contaminados o agotados. Inmensos desiertos constituyen el paisaje que nos rodea por todos lados. Las infecciones gastrointestinales, las enfermedades de la piel y de las vías urinarias, son las principales causas de muerte.

La industria está paralizada y el desempleo es dramático. Las fábricas desalinizadoras son las principales fuentes de trabajo y pagan con agua potable en vez de dinero.

Los asaltos por un vaso de agua son comunes en las calles desiertas. Nuestra comida es 80% sintética. Antes la cantidad diaria de agua recomendada para una persona adulta era de 8 vasos de agua, hoy sólo puedo beber medio vaso.

La ropa es desechable lo que aumenta la cantidad de basura. Tuvimos que volver a usar letrinas como hace algunos siglos porque los baños no se pueden usar por la falta de agua.

La apariencia de la población es terrible: cuerpos desfallecidos, arrugados por la deshidratación, llenos de llagas en la piel por los rayos UV del sol que ya no se filtran en la capa de ozono. Por la sequedad de la piel una joven de 20 años parece como de 40. Los científicos investigan una posible solución, pero todavía no hay resultados.

No se puede fabricar agua porque el oxigeno está degradado también por la falta de árboles, lo que disminuyó el IQ de las nuevas generaciones. Se alteró la morfología de muchos óvulos y espermatozoides de muchos individuos, lo que trajo como consecuencia que haya muchos niños con mutaciones y malformaciones. El gobierno cobra hasta por el aire que respiramos, 135m3 por día por habitante. La gente que no puede pagar es retirada a unas zonas dotadas de gigantescos ventiladores que funcionan con energía solar. No son de buena calidad, pero al menos se puede respirar. El promedio de vida es de 30 a 35 años. Todavía quedan manchas de vegetación con su respectivo río, pero están custodiadas por el ejército. El agua se convirtió en un tesoro muy codiciado, más que los diamantes o el oro.

Aquí donde vivo no hay árboles. Casi cuenca llueve y cuando llega a registrarse una precipitación es de lluvia ácida. Las estaciones del año se transformaron debido a las pruebas atómicas y la contaminación de las industrias en el siglo XX. En ese entonces se advertía que había que cuidar el medio ambiente, pero nadie hizo caso.

Cuando mi hija me pide que le hable de cuando era joven, le describo lo bonito que eran los bosques. Le cuento de la lluvia, de las flores, de lo agradable que era darse un baño y poder pescar en los ríos, pero sobre todo, poder beber toda el agua que uno quisiera y de lo saludable que era la gente. Cuando ella me pregunta: “papá, ¿por qué se acabó el agua? Siento un nudo en la garganta. No puedo dejar de sentirme responsable porque pertenezco a la generación que termino destruyendo el medio ambiente.

Ahora nuestros hijos pagan un precio muy alto. La vida en la Tierra ya no será posible dentro de muy poco tiempo porque el daño hecho es irreversible.

(De la revista Crónica de los tiempos, abril 2002)

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Si les interesa el tema, les recomiendo que lean México sediento, de Francisco Martín Moreno

4 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Conociendo tu espacio , prometo volver...
Mientras tanto dejo un enorme abrazo.
MentesSueltas

Bose dijo...

Yo por eso mejor no tengo hijos... =(

Puros intentos solamente jeje..

Argonauta dijo...

Hola Dolores:

Siempre me gusta leer tus textos comprometidos. Al respecto, hace algún tiempo leí una crónica que explicaba como los países poderosos están tomando posiciones en las grandes reservas de agua dulce como cataratas y lagos ya que se están considerando de interés geoestratégico prioritario.

Desde luego, es una señal poco tranquilizadora.

Te mando un fuerte abrazo.

Danielix dijo...

Hola amiga que bueno que tambien hayas posteado algo relacionado al medio ambiente ... solo espero que todos tus lectores tomen conciencia y empezemos a cuidar y valorar más nuestros recursos naturales ... porque nada dura para siempre ... en especial el agua ... porque gota a gota el agua se agota ...

Muchos saludos amiguisima, un fuerte abrazo y un beso !!!