14 de abril de 2008

RECICLADO DE ENVASES DE PLÁSTICO (II)

Policloruro de Vinilo (PVC)

Photobucket

Símblo del PVC.


Usos del PVC

El PVC conocido también simplemente como Vinilo, es uno de los materiales plásticos que se utilizaron durante muchos años principalmente para almacenar agua embotellada.

El PVC empezó a ser usado industrialmente en el sector de la contrucción (marcos de ventana, aislantes, suelos, tubos, recubrimientos de suelos, etc) para luego extenderse al área de la electricidad y los objetos de consumo (enchufes, secadores, cables, muebles de cocina) y, posteriormente, abrirse paso hacia los envases, en sectores como los de la alimentación, limpieza y cosmética (envases de agua mineral, aceite, celofanes de dulces y bombones, botellas para limpiacristales, desodorantes, etc). Finalmente, consiguió alcanzar los objetos de disfrute y tenencia, como casetes, discos, juguetes, rotuladores, zapatos, impermeables... El PVC se ha convertido en parte de nuestra vida cotidiana.

Photobucket

Austria, Dinamarca y Suiza fueron los primeros países que prohibieron envasar agua en PVC. En México, Suecia, Alemania y Bélgica se eliminó progresivamente su utilización. En cambio en España todavía un porcentaje considerable del agua embotellada se envasa en este plástico tóxico.

¿Por qué es tan peligroso el PCV?

El problema con el PVC se debe a que incluye cloro, y cuando se quema o se convierte en residuo forma sustancias organocloradas que son extremadamente tóxicas para el medio ambiente y la salud de los seres vivos. Además, los envases de PVC contienen muchos aditivos peligrosos que contaminan el entorno y los alimentos que contienen.

En su fabricación se generan y se vierten sin control millones de toneladas de sustancias que alteran los sistemas reproductor e inmunológico de los seres vivos hasta en dosis mínimas. Con el uso se pone en peligro la salud de las personas, exponiéndolas a sustancias cancerígenas. Ni siquiera puede reciclarse eficientemente porque en el procesos químico de reciclado, desprende sustancias toxicas como orgnoclorados y dioxinas.

¿Qué son los organoclorados y las doixinas?

Los organoclorados son las sustancias que resultan de la unión de uno o más átomos de cloro a un compuesto orgánico (estos útimos, constituyen la base de la materia viva y están formados por átomos de carbono e hidrógeno fundamentalmente). Aunque esta unión puede ocurrir de forma natural, la inmensa mayoría de estas sustancias se forma artificialmente. Por ejemplo, la industria química combina gas cloro con derivados del petróleo para crear pesticidas, plásticos, disolventes y refrigerantes.

Cuando se blanquea el papel con cloro, o se utiliza éste como desinfectante en el tratamiento de las aguas, o se quema algún producto clorado, se crean nuevos organoclorados. Al introducirse en el medio ambiente y sufrir reacciones con la luz, otros compuestos químicos o agentes biológicos, vuelven a generarse nuevos productos de este tipo.

Las dioxinas (policlorodibenzodioxinas) son una familia de sustancias químicas que tienen el “honor” de ser reconocidas como los productos químicos más tóxicos que el hombre ha sido capaz de sintetizar. Forman parte de la familia de los organoclorados.

Photobucket


Efectos potenciales en el ambiente y en seres vivos

Cualquier envase de plástico ya sea de PET, PVC, HDPE o LDPE puede tardar hasta 500 años en degradarse en el ambiente, sin embargo, el PVC desprende dioxinas de las que debe considerarse lo siguiente:

Son muy estables. Permanecen en el aire, el agua y el suelo cientos de años, resistiendo los procesos de degradación físicos o químicos

No existen en la naturaleza, salvo en un par de excepciones, por lo que los seres vivos no han desarrollado métodos para metabolizarlos y detoxificarlos. Resisten por tanto la degradación biológica

Son más solubles en grasas que en agua, por lo que tienden a bioacumularse (migran desde el ambiente a los tejidos de los seres vivos)

Según el informe de la Agencia del Medio Ambiente de EE.UU, publicado en septiembre de 1994: las dioxinas producen cáncer en el ser humano; las dosis inferiores a las asociadas con cáncer ocasionan alteraciones en los sistemas inmunológico, reproductor y endocrino; los fetos y embriones de peces, aves, mamíferos y seres humanos son muy sensibles a sus efectos tóxicos; y sobre todo no existe un nivel seguro de exposición a las dioxinas, esto incluye al PVC.

En los años 90 Greenpece lanzó una campaña de boicot contra el uso del plástico clorado considerándolo como veneno para el organismo y el medio ambiente.

Photobucket

Photobucket


La contracara: Los grupos PROVINILO o a favor del PVC

A pesar de lo mencionado con anteriorioridad existen grupos que promueven el uso de este material argumentando las siguientes ventajas:

-Tiene baja dependencia del petróleo, recurso no renovable

-Menor consumo de energía en su obtención y procesamiento

-Debido a su ligereza, el transporte de productos terminados de PVC permite un menor consumo de combustible.

-Se puede utilizar en la industria textil, constructora y alimentaria sin riesgos a la salud (?)

-“El PVC está entre los materiales más limpios de elaborar” (sic.)

En el sitio de AMICLOR pueden encontrar más información. Lean y juzguen ustedes mismos.


¿Qué se puede hacer?

Por desgracia el reciclado no es una buena opción ya que la propia industria del PVC ha reconocido que los actuales esfuerzos de reciclaje no son rentables, ya que las resinas y productos reciclados son a menudo más caros que el plástico virgen, y que la gran campaña lanzada para demostrar la reciclabilidad de los productos fabricados con PVC ha sido realizada más por su valor de relaciones públicas que por otros motivos.

En México los principales destinos para el PVC son los vertederos y los tiraderos de basura (clandestinos o designados) como el Bordo Poniente. Cuando el PVC se deposita en un vertedero se está poniendo en peligro de contaminación el subsuelo y las aguas subterráneas.

Siempre en la parte de debajo de cada envase de plástico de agua, productos de limpieza, cosméticos, alimentos, medicinas, etc, debe venir un símbolo en forma triangular con un número en medio y unas letras iniciales debajo, si el símbolo del envase es como el del inicio de este artículo, no lo compren porque significa que está fabricado con PVC.

OJO: Los productos de plástico que venden en los tianguis y mercados ambulantes y que no traen en la parte inferior ningún símbolo, es muy probable que estén fabricados con PVC. La recomendación es que no compren ningún envase de dudosa procedencia.

Photobucket


En la industria de la construcción es muy común la utilización de productos derivados del PVC, la razón es muy sencilla: son materiales más económicos. Por ejemplo, en el caso de las tuberías de PVC para conducir aguas residuales, cuyo precio es de un 20% a un 30% inferior al de otros materiales alternativos, como hierro galvanizado, cerámica o polietileno. Sin embargo el PVC es más susceptible de sufrir roturas que el resto de materiales posibles. Su vida media real es de 10 a 15 años frente a los más de 100 años de duración de los materiales tradicionales.

Photobucket
Tuberías de PVC


Lo mismo sucede con los perfiles de persianas y ventanas, que en lugar de los 50 años de vida media prometidos por los fabricantes, duran no más de 15 años, debido a las condiciones climáticas desfavorables a las que nuestro país se ha visto sometido y a que no pueden ser arreglados ni reparados.

De cualquier manera, un aumento en la demanda de materiales alternativos al PVC, se reflejaría inmediatamente en una disminución de la diferencia de precios. Empezar a sustituir el PVC en todas sus aplicaciones es el mejor método para quitar argumentos a los que piensan que el precio es lo único a tener en cuenta.

Como hemos visto, no hay mucho que pueda hacerse. Lo más sensato es:

DEJAR DE UTILIZAR ENVASES Y PRODUCTOS FABRICADOS CON PVC.

4 comentarios:

Bitter dijo...

Hola hermosa!!! yo llegué primero, jeje.
Ya había leido el que escribiste antes, la primera parte, el de los PET, y ahora seguí leyendo esta muy interesada, si sabía que el PVC es dañino, pero no tenía muy claro el porque, segui buscando mas información respecto de los símbolos también. De acuerdo a eso, hay plásticos peores que el PVC o que por lo menos es mucho mas dificil y dañino tratar de reciclar.
Es cierto, que es poco lo que se puede hacer porque el plástico inundó nuestras vidas como una plaga, poco a poco hemos ido volviendo a los envases de vidrio, al menos en las botellas de agua y bebidas.
Me parece un poco complicado barrer con todo lo que tenemos de PVC, para empezar, el mismo equipo con el que te estoy escribiendo tiene un cable recubierto de PVC :$, pero si está claro que al menos debemos tener conciencia y comenzar a exigir eliminación de estos envases o cambio por vidrio u otros materiales, volver a ala antugiua usanza de comprar aceite con tu propia botellita, la que te rellenan, por ejemplo.
Como siempre tu con temas interesantes y entretenidos que se pueden conversar derante horas con unas chelitas en envases retornables, obvio.
besazos guapa
bitter

Bose dijo...

Mmg...

Pues yo junto botellas de plastico y demas, luego cuando ya tengo varias las llebo a reciclaje jeje tambien lo mismo con el papel, de cuadernos y demas..

No importa el dinero que me den, sino el dinero y recursos que se van a ahorrar... Creo que si cada quien hace algo sera realmente importante...

Dolores Garibay dijo...

Se me había olvidado comentar que estos artículos sobre el reciclado de envases de plástico me los envía una amiga que está haciendo su servicio social en la SEMARNAT. Ignoro cuál sea la fuente por eso no la menciono salvo en los casos donde hay un vínculo con la liga respectiva.

Casi toda la información con la etiqueta de ecología es cortesía de ella y de la pag. de Greepeace México.

Besos chilangos

Forever Living Products dijo...

Hola, una consulta, yo distribuyo productos 100% naturales y uno de los productos con mayor venta en el mundo, posee en su base un simbolo triangular con un 7 dentro, y no he podido encontrar información que explique su contenido o durabilidad, etc.
Gracias por tu respuesta, Carlos