27 de mayo de 2009

THE PARTY

Photobucket



Una de las películas que recuerdo que me hicieron reír cuando era niña, era The Party (La fiesta Inolvidable) protagonizada por Peter Sellers. Mi mamá la tenía en formato VHS pero se perdió, nunca supimos qué pasó con el video y hace una semana tuve oportunidad de conseguir el DVD. Claro, quien terminó por quedárselo fue mi mamá... uno nunca sabe para quién trabaja.

La historia comienza con los "accidentes" provocados por el despistado Hurundi V. Bakshi, un actor proveniente de la India que pretende trabajar en Hollywood... hasta que hace explotar un set y lo despiden. Después, por un error en las oficinas de producción, le envían una invitación para una fiesta formal a la que acudirán grandes personalidades de la farándula.

La fiesta parece sin mucha novedad, incluso aburrida a no ser por las peripecias del señor Hurundi comenzando por un incidente que tiene con uno de sus zapatos. De ahí le suceden cosas chuscas con el panel de controles de los muebles de la casa, un pájaro que es la mascota de la familia que ofrece la fiesta, un pollo en la cena, la caja del baño de la planta alta... Tal parece que el despistado actor es como un magneto para los accidentes.

Photobucket
Claudine Longet al lado de Peter Sellers

Las cosas comienzan a complicarse cuando algunos invitados -e incluso un mesero- se pasan de copas, llega un grupo de bailarines rusos "comunistas", llegan los amigos de la hija de los dueños de la casa con su grupo estudiantil de protestas (la película está ambientada en 1968) e incluso un elefante pintado con propaganda política y liberal hace su aparición.

Photobucket

Después de que el señor Hurundi se ofende porque el elefante ha sido pintado, los jóvenes deciden bañarlo en la piscina para devolverle su dignidad y desde ese momento la casa entera se comenza a llenar de espuma.l Cabe destacar que los músicos de la banda de jazz contratada para amenizar la reunión jamás dejan de tocar a pesar de tener el agua -o la espuma- hasta el cuello (literalmente) comportandose como todos unos profesionales.

Photobucket

La fiesta termina al día siguiente con la llegada de la policía, los bomberos y las ambulancias a la casa.

Después de ver esta película, me dije a mí misma: "¡Mí Misma, tenemos que organizar una fiesta así!". Ya tengo todo, bueno, casi todo: la casa con alberca, invitados, obras de arte que se echen a perder, meseros que se embriaguen, la banda de jazz, la llamada a la policía en la madrugada... excepto una cosa, ¿alguien sabe donde puedo conseguir un elefante?




¿Mencioné que el soundtrack de la película corre a cargo de Henry Mancini, el mismo de la "Pantera Rosa"?

4 comentarios:

A dijo...

Un narco te lo puede alquilar

Besos apropiados
A.

Bitter dijo...

Por ir a tu fiesta me disfrazo de elefante!!!
esa peli es buenísima e increiblemente tb la tengo en mi memoria de la niñez....
besos

Pd: Lo mas frikie que me ha tocado, es una fiesta con serpientes...no preguntes!!!

Dolores Garibay dijo...

*A, no lo había pensado, pero tienes razón :)

*BITTER, ja ja ja, quisiera verte desfrazada ;) No soy muy fiestera pero en una ocasión me tocó que a una amiga se le metiera una tarantula en el pantalón. No indagaré sobre lo de las serpientes :)

Besos chilangos

Gittana dijo...

Me disculpo por esta larga ausencia... Pero estoy de regreso para enterarme que fue lo que me perdi estas semanas!!!

saludos...