7 de julio de 2008

La Gimnasia y la Magnesia

Enchilada: Platillo típico mexicano que se prepara con tortillas rellenas de pollo, bañadas generalmente en mole poblano y espolvoreadas con queso, cebolla picada y lechuga.



La Chilanga Malviajada se encontraba trabajando en un restaurante como cocinera. Siempre estaba apurada preparando las órdenes de los comensales y de vez en cuando sufriendo algún intento de amputación de uno de sus dedos o una leve quemadura de 3er grado en cualquier parte del cuerpo.

Un día, a la hora de la comida de la mayoría de los burócratas -y la hora en que el lugar se llenaba- uno de los meseros llegó corriendo a la cocina y le dijo:

-Chilanga, prepárame unas enchiladas ¡pero de prisa!

-¿Enchiladas? pero si eso no está en el menú de hoy, no tenemos con qué prepararlas.

-Pues no sé, el Licenciado de la mesa de allá fue quien las pidió.

Dicho esto, el mesero se dio la media vuelta y se dirigió de nuevo a las mesas. ¡Me lleva el diablo! ¿y ahora cómo le hago?, pensó La Chilanga Malviajada. Al cliente lo que pida y pues ni modo, a preparar las enchiladas.

Tenía suficientes tortillas, carne de pollo, lechuga, queso... pero no tenía mole. Entonces decidió salir rápidamente al Oxxo más cercano para comprar aunque fuera un vaso de mole industrializado Doña María.

-No güerita, no tenemos mole

Corriendo bajo la lluvia, maldiciendo a los automóviles que no la dejaban cruzar la avenida y mandándole saludos a la mamá del Licenciado que ordenó las enchiladas, llegó a un supermercado por el famoso mole.

Finalmente regresó al restaurante con su frasco de Doña María en las manos. Se había demorado mucho en conseguir el ingrediente principal así que debía apurarse. Con gran habilidad preparó el platillo que el mesero le pidió hasta que quedó listo.

-Aquí están las enchiladas que te ordenaron- dijo La Chilanga Malviajada al mesero quien con cara de preocupación y una sonrisa estúpida le respondió:

-Es que... je, je, je, qué crees Chilanguita de mi corazón, el Licenciado no pidió enchiladas... sino micheladas...

¬¬


Michelada: Bebida espirituosa que se prepara a base de cerveza, jugo de limón, salsa Tabasco, salsa inglesa y quién sabe qué más.







Moraleja: aunque dos palabras suenen parecidas, no quiere decir que sean sinónimos. O lo que es igual, no es lo mismo la gimnasia que la magnesia.

Epílogo: Lo último que se alcanzó a ver en el restaurante fue a un pobre mesero corriendo por su vida y un plato de enchiladas que salió volando de la cocina.
.
.
.
.
.

19 comentarios:

Joel Meza dijo...

Siempre he creído que las enchiladas son con salsa roja o salsa verde y con mole únicamente cuando se especifica "enchiladas con mole"... te hubieras ahorrado la ensopada, al menos. Se me antojó una michelada. Salud.

arcgabriel dijo...

Querida mìa:
Me encantò la historia en que pones de manifiesto la brillante sintesis de tus letras; pero, la poca experiencia en el negocio de la cocina.

GRACIAS POR PASAR A VISITARME, LE DEJO UN FUERTE ABRAZO Y UN:

SALUDO.

Miguel Ángel Osorio Hernández dijo...

JAJAJAJAJAJAJA, que estres¡¡¡¡, no te lo juro, pobre chilanga, ke mal viaje¡¡¡


te dejo mi correo

miguelangelosoriohernandez@hotmail.com. Pasame tu msn o correo en esta dirección vale, espero charlemos pronto

venus dijo...

hola linda
ps vaya travesia que pasaste por andar de buena cocinera entregada y responsable pero algo sorda jajaja
a mi se me antojaron las enchiladas.
saludos dolores :D

Dolores Garibay dijo...

ja ja ja, mi preciosa Venuzz, la sorda no fue La Chilanga Malviajada, sino el mesero que escuchó "enchiladas" en lugar de "micheladas"

Besos chilangos

Said dijo...

Y no es lo mismo un barco rengo que un yate cojo!

Igual creo que las enchiladas, solo son de mole cuando se especifican... aaah y apenas es martes... falta mucho pa las chelas del viernes?

Saludos!

Pipa Hidraulica dijo...

Voy a volver a México el año que viene, y espero comer cosas como esa.

Gitana dijo...

ey!!!! me encantan las enchiladas!!!!

Adoro el mole!!!!

Bitter dijo...

Vaya!! lección de comidas y bebidas chilangas, jajaja
Bien asquerosienta se ve esa tortilla te diré...¿y la comen con ganas?? ufff

Seguro que esa michelada es para pasar el mal sabor de la tortilla, jeje.

besazos preciosa

Pd: No es lo mismo dos tazas de té que....buff eso me pasa por mirar mucho a la Bellucci :P

Dolores Garibay dijo...

ja ja ja, mi querida Bitter, cuando vengas a México te voy a prepara unas enchiladas para que veas que el aspecto no tiene nada que ver con el sabor ;)

Beoso chilangos

Addiction Lunar dijo...

sólo le faltó el escarchado a la michelada, pero seguro que después de tanto demadre por preparar las enchiladas no hubo tiempo para escarchar jajajajaja que mesero tan wey......

Pingüino dijo...

Qué locura!!!; en fin es como jugar al teléfono descompuesto. Agradable post mi estimada Dolores. Te quiero.

Te mando un beso. Saludos.

venus dijo...

hay wee todavia se me siguen antojando esas enchiladas
besos mi dolores

Blas Torillo dijo...

Jajaja...

Esto pasa, me cae que sí...

Y no sólo en restaurantes, sino en oficinas, súpers, iglesias y demás tugurios mundanos...

Meseros corriendo... cuando vea uno, al menos pensaré una razón posible...

Jaja...

Besos Dolores...

Palbo dijo...

Torácica,
mi caja es tu caja.

lully desnuda dijo...

Súper deli, mis papilas gustativas se alborotan y me gustaría armonizar esos sabores con un buen vino Marcel Lapierre Morgon 2007, nuevos sabores para mi paladar.

Un abrazo desde mi alma!

Erranteazul dijo...

Tienes toda la razón, Lola. Aunque para salvar la vida de los meseros sordos o distraídos, quizá sería bueno dejarlos saborear la enchilada y la michelada juntas. Notarán la diferencia.

Besito.

Maty dijo...

Genial pots, oye lo rico de la michelada es que lleva la salsa de mi Tabasquito bello... Saludos Tabasqueños muy calurosos

Bose dijo...

Juar juar juar...

Seria interesante ver como se las aventanas a plena cara jajaja Ya ni la mojada =P

Y a todo esto.. Que tal te va con el cambio ..????