15 de mayo de 2008

Prohibido prohibir

Hace algunos años fumar era sinónimo de caché, de altura, de refinamiento y buen gusto.

Grandes divas como María Félix

Photobucket


Marlene Dietrich

Photobucket


Greta Garbo

Photobucket


Rita Hayworth

Photobucket


Audrey Hepburn

Photobucket


y Marilyn Monroe

Photobucket

constantemente aparecían con un tabaco entre sus dedos. Es probable que no fueran fumadoras habituales, pero el cigarro era parte de la pose seductora que caracterizaba a estas mujeres.

En algún punto de la historia este concepto se desvirtuó. En parte se debe a los efectos tan nocivos del tabaco, al mal aliento que produce, al cáncer pulmonar como efecto secundario de la nicotina, etc, etc. Si a principios de siglo el cigarro se asociaba al buen gusto, para finales de la misma época ya estaba satanizado. El fumador ahora es una persona irresponsable, poco conciente de la salud propia y de los demás, un apestado, alguien que debe ser erradicado a toda costa.

El fumador, para muchos, no es sino un genocida bonsai, un Himmler que lleva en su bolsillo la cámara de gas y que su única meta en la vida es asesinar lentamente a los pobrecitos no-fumadores.

(Lobo)

No soy fumadora constante. Tengo mis épocas en las que el cigarro me da asco y otras –como ahorita- en las que mi organismo requiere de grandes cantidades de nicotina. A veces lo mejor de un cigarro no es “tragar humo” como dice mi madre, sino la agradable compañía que generalmente va asociada al tabaco. Me refiero a la sobremesa que viene después de una comida con amigos, en donde pueden transcurrir largas horas de pláticas constructivas acompañadas de varias tazas de café y cigarrillos.

La estúpida Ley Antitabaco que nuestros ilustres legisladores promulgaron y entró en vigor desde los primeros días de abril de este año, le ha dado en la madre a toda esto. Ya no hay más sobremesa, ya no hay más plática agradable, ya no fluye la economía al no consumir más café en los restaurantes… Eso me molesta igual que a muchas otras personas. Y no nada más se prohibió fumar en restaurantes, también está prohibido hacerlo en bares, cantinas, discotecas, tugurios y demás sitios de dudosa reputación 0_o ¿alguien podría decirme en qué cabeza cabe semejante estupidez?... Para qué pregunto: en la de nuestros legisladores.

Bueno, al menos en este blog no somos intolerantes, aquí si se puede fumar.

Photobucket

15 comentarios:

Maty dijo...

jajaja, buena reflexión y buen espacio para fumar, pero no haga corajes bonita, que seguro cosas buenas saldran para conservar su hermoso cuerpo, además ya habran otras cosas que hacer en la sobremesa si estas acompañada de alguien muy agradable, no crees??
saludos muchos

KARY Y YA dijo...

POR FIN UN LUGAR EN EL CUAL SI PUEDO FUMAR........ PFFF NI ME MENCIONES ESA LEY........PERO BUENO EN REALIDAD NO PUEDE ESPERARSE MUCHO DE NUESTRAS LEYES.........YA QUE ESTAN HECHAS POR MASCARITA SAGRADA.......POR ACTORES......POR DEPORTISTAS.......GRACIAS MASCARITA SAGRADA POR HACERME SALIR DE DONDE ESTE PARA PODER FUMAR

ángel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ángel dijo...

Denostada expecie en extinción o minoría creciente a la que pertenezco por gracia y desgracia.

Te aprecio este texto reivindicativo en tu espacio no libre de humo que me alegra haber descubierto hoy.


Saludos...




PD Gracias también por estas imágenes de M B

Bose dijo...

Pues la verdad que despues de comer o estar tomando cerveza se antoja un rico cigarrin ...

Alguna vez lei o me platicaron, que entonces la gente se sale a fumar a la calle, por lo tanto generara mas basura, en lugar de que el establecimiento lo limpie y lo recoja, quien lo hara en la calle ..??

Gitana dijo...

yO TAMBIEN FUMO, APESAR, DE QUE SECA LA PIEL, TE DA TOS, SE TE ENGRUESA LA VOZ, SE TE AMARILLENTAN LOS DIENTES, TRAE CELULITIS, TAQUICARDIAS, TE RESTA CONDICIÓN... Y MILLONES DE COSAS MÁS, NO HAY COSA QUE MAS DISFRUTE QUE FUMAR YN CIGARRILLO CON MI CAFE LEYENDO UN BUEN LIBRO...

uPS!!

Letizio Pantoja dijo...

Hola Lola garybay...Gracias por participar en nuestra campaña. ahora te falta hacer un post invitando al menos a 10 amigos /es importante porque el enlace se queda grabado en la campaña y se publica en las dos webs.

Y si pones el logo un poco más arriba?

Saludos

Miguel Ángel Osorio Hernández dijo...

Dudoso muy dudoso, yo no puedo fumar porque si lo hago en las noches no puedo respirar y si alguna vez te ha dado un broncoespasmo imagino comprenderás, Si pudiera sería consumidor numero uno, me encanta coleccionar encendedores, los gitanos, los vantage, los populares, maldicion ahora mismo se me antoja uno hasta de mota, jajaja eso que¡¡¡ realmente no se que pensar, no puedo fumar y/o casi no lo hago asi que desgrafortunadamente la ley antitabaco me resulta intrascendente ya que si alguien fumaba frente a mi o me daba igual o disfrutaba del aroma ke fuerte no?

Erranteazul dijo...

La neta no me decidía a dejarte algún coment para este post. Por supuesto, estoy de acuerdo contigo, aunque yo no fumo. La susodicha Ley no es sino un pésimo ejemplo de lo que NO se debe hacer, entre otras cosas porque atenta contra la libertad de decisión de la gente sobre un aspecto personalísimo. No obstante, sería inútil negar el perjuicio que el fumar causa también a terceros y por tanto buscar una solución es harto importante, pero ésta deberá ser lo suficientemente inteligente y práctica como para equlibrar las cosas. No lo es, por supuesto, el prohibir fumar donde quiera (sólo falta que también lo esté para quienes fuman en sus casas) ni tampoco establecer áreas restringidas, una especie de "corralitos" para los fumadores.
Esa época "de oro" del cine internacional fue sin duda maravillosa. Todo el éxito de cada película descansaba absolutamente en la calidad de los histriones, quienes debían valerse de un sin fin de artilugios para hacer brillar a la pantalla, pero tales artilugios no eran tan sofisticados ni de altísima tecnología como los de hoy. No. Eran simplemente cigarrillos que, como bien dices, a ellas (y a ellos) les proveía de gracia, elegancia (y personalidad) sin par.
En fin, querida Dolores (sabes?...me encanta tu nombre), que los tiempos cambian o te cambian, y habrá que estar muy al alba pues de lo contrario nuestros pobres legisladores (pobres no en sentido pecuniario, claro, ni tampoco en el de la pena ajena que despiertan sus actitudes y decisiones, sino en el más elemental: el de la educación y capacidad para ejercer su encargo), seguirán haciendo de las suyas en lo que queda de esta malhadada legislatura, no muy distinta por cierto de las últimas tres o cuatro o quizá más.
Si vos seguís fumando y así prolongas esas tertulias encantadoras en las que igual se despierta sensibilidad para tantas cosas, pues a seguirle, querida, que el tiempo apremia.
Ahh...qué hermosa foto de Belucci la de arriba. De hecho, ¡estupenda!
Un beso y...tqs por pasar.

Argonauta dijo...

Querida Dolores, dicen que el mejor cigarrito es el que se fuma en la cama después de hacer el amor. No sé, tendré que probarlo... Lo del cigarro, digo.

Besos gachupines desde el Mediterráneo.

marga dijo...

hace un año te hubiera dicho que tenés razón
pero como dejé de fumar por razones de salud, hoy te digo que la vida, al menos la mía claro, puede seguir adelante sin un cigarrillo
incluso las sobremesas
todo eso que para mí era impensable hacer sin un cigarrillo, es posible hacerlo y hasta igual o más placentero

salu2 de una fumadora empedernida que desde hace un año no fuma

venus dijo...

a mi por ejemplo ahora se me antoja un cigarrito, pero se que a mis a migas les molesta el humo, las respetare (a veces)y fumare lejos de ellas , quizas en el patio donde estare sola, viendo los gatos de la vecina.
afortunadamente aun no llega esa ley para aca.
besos linda.

Nut dijo...

Si cruzas el charco vas a encontrarte que en ciudades europeas como Dublin o Helsinki, o más mediterraneas como Barcelona, está igualmente prohibido. En restaurantes, pero también en el trabajo... con lo que la tertulia se traslada a la calle (con las colillas, efectivamente)... así que creo que los legisladores son iguales en todas partes.

Por mi, está fantástico, ya que no fumo, al regresar a casa mi ropa no apesta como un cenicero, no se me secan los ojos... y nos hemos acostumbrado a funcionar así...con tertulias en la calle o en la mesa tras un cigarrillo rápido... al final será que no callamos ni bajo la ducha!

Un abrazo!

Dolores Garibay dijo...

¡ARGO! Es un placer tenerte por aquí :D ¿creerás que nunca me ha gustado fumar después de hacer el amor? de hecho es algo que me molesta...

Miguel, tenemos antojo de lo mismo XD

A todos gracias por sus comentariios, creanme que me sentía muy frustrada desde el mes pasado que se aplicó esta ley...

Besos chilangos

Bitter dijo...

No fumo...........tabaco!!
pero hace muchos años con un fumador, acá en nuestro país la ley ya tiene un par de años, y tampoco fue agradable para él, pero es otro tipo de discriminación agregada a las miles que tenemos hoy.
Como ves no eres la única afortunada en tener "esos legisladores", debieran preocuparse de las cosas que si matan como la delincuencia y la corrupción, jeje.
Debido a que me acostumbré hace mucho, no me importa si se fuma o no, uhmm en realidad hasta me resulta seductora la mezcla de café y tabaco, y ya sabes nena, en mi blog también si puedes fumar todo lo que se te antoje.
Cada uno en realidad puede hacer lo que le parezca, mi pareja odia mas el olor del cigarro que yo, y siempre fuma en el patio, además que cuida el ambiente por la nena, se lo agradezco, pero jamás se lo pedí ni le obligué, jaja hasta cuando salgo de carrete me tengo que duchar antes de acostar para no dejar la pieza pasada a humo, jaja y yo que no estoy ni ahí, ni fumo, le cuido su ambiente a mi fumador!!
ahora que estoy escribiendo esto me doy cuenta de lo raro que es, en fin, ya te acostumbrarás y luego verás como te has adaptado.
besazos preciosa