7 de mayo de 2008

Catársis Buga...


BUGA = HETEROSEXUAL

Mi mujer y yo planeábamos legalizar nuestra unión en Sociedad de Convivencia este 14 de mayo, pero debido a factores burocráticos y a la notable eficiencia de los empleados del gobierno, nos hemos quedado sin fecha… Aparentemente se pospondrá el evento para el día 30 del presente mes del año en curso, pero la hora todavía no nos la proporcionan en la delegación ¬¬

Me siento como si me hubiera dado un infarto cerebral porque estas últimas semanas me dediqué a intentar sacar del clóset a la buga que hay en mí (yo sabía que estaba ahí, en serio, Kensley decía que nadie es 100% heterosexual u homosexual, así que mi buga reprimida tenía que salir aunque me viera en la necesidad de sacarla arrastrando y de los pelos) Por fin salió, aunque no completamente, ni falta hace. He de reconocer que se portó bastante cooperativa aunque me ha hecho la vida –y el hígado- de cuadritos.

Todo lo que quería era que me ayudara con toda esa clase de joterías y buguerías y volviera a su armario después del 14. Pero ahora me arrepiento de haberla sacado de ahí ya que me ha ocasionado una serie de traumas de los que nunca pensé ser víctima.

¡QUÉ COMPLICADAS SON LAS MUJERES, DIOS MÍO!

Trauma 1:

Para el evento decidimos ir de vestido o falda (gran error), medias (grave error), y zapatos de tacón (gravísimo error). Pues al menos yo no tengo ni un pinche vestido o algo que se le parezca entre mi ropa, ni zapatos de esos dizque “formales” que bien le hubieran servido a la Santa Inquisición en la edad media como instrumento de tortura. Mi clóset se compone principalmente de pantalones deportivos, tennis blancos y playeras talla XXXXXXXL que parecen tiendas de campaña pero que, en su mayoría, son recuerdos de mis viajes por diversos lugares de México. En las mañanas nada más agarro un pantalón y una sudadera que combinen, cualquier playera y tennis color blanco estándar para que no me vea como chilaquil, y no me complico la existencia por pendejadas como si tal cosa se ve bien o por creer que no tengo nada que ponerme. Yo digo que soy práctica; mi mamá dice que soy fodonga. Cuestión de perspectivas.

Pues bien, en estas semanas la buga se ha encargado de hacerme ver que mi manera de vestir no es la apropiada, que tengo ropa muy informal y poco femenina, así que me di a la tarea de buscar algo más adecuado siguiendo sus sabios consejos.

Me fue de la chingada, nunca llegamos a un acuerdo y terminábamos peleadas.

Trauma 2:

¡ESTOY GORDA! La verdad es que pocas veces en mi vida me he preocupado por mi talla. Por lo general me importa un rábano pero en esta ocasión, para el evento, la buga me hizo creer que parezco una vaca. Lo peor del caso es que esa creencia quedaba reafirmada cada que visitábamos una tienda de ropa y las únicas tallas que vendían eran para bulímicas y anoréxicas. De las pocas prendas que me llegaban a gustar, no había talla grande, así que debía buscar otra cosa. Cuando por fin encontraba algo que según podía quedarme, a la hora de probármelo, o a la ropa le faltaba tela, o a mí me sobraba cuerpo. Carajo, tengo una percepción errónea de mi fisonomía, yo no me siento tan ancha, pero ya comprobé que sí...

Entonces ella sugirió que debíamos ponernos a dieta… que palabra tan odiosa, pero en fin, había que hacer sacrificios, así que en las últimas semanas me dediqué a comer pasturas y demás hierbas dietéticas, y bailar Zumba. Aunque la buga no estuviera de acuerdo, algunos fines de semana comía lo que se me daba la gana, claro, al lunes siguiente las cosas volvían a la bugués normal propia de esos días. Estuve a punto de sobregirar las tarjetas de crédito encargando esos parches reductivos maravillosos que anuncian en la tele por las madrugadas y con los que puedes bajar 20 kilos en una semana o una mamada así.

Por primera vez en mi vida no me agradaba la imagen que el espejo me devolvía, entre más me miraba, más defectos me encontraba… como cualquier buga promedio. Entré a formar parte de las estadísticas del 98% de mujeres occidentales que están inconformes con su cuerpo. Digo, siempre he sido consciente de que no soy Miss Universo, mi cuerpo no es perfecto, pero es funcional. Fuera de la gastritis, tengo todo completo, no me falta una pierna o un brazo ni tengo limitantes físicas que me impidan desenvolverme con libertad en mi vida cotidiana.

Trauma 3:

Me hice a la idea de que en una semana no iba a perder todo el peso que en años he acumulado. Mi trabajo me ha costado, horas enteras dedicadas a la gula no son fácil de tirar por la borda. Así que la buga y yo tuvimos una ardua discusión –ayudadas por mi psicólogo de cabecera- y llegamos a una tregua. Ni yo iba a exponer mi salud para darle gusto, ni ella seguiría fregando con que parezco vaca.

Así que mejor nos enfocamos a buscar ropa adecuada a nuestra fisonomía… lo cual resultó desastroso.

-Eres primavera, esos colores no te quedan- me dijo en una ocasión, y yo con cara de ¡¡¿Eh?!! (*_o ¿me podría repetir la pregunta?) no entendía a qué se refería.

-Quiere decir que los colores cafés no te quedan. Debes buscar un azul o rosa pastel o colores más claros para que resalten el color de tu piel.

Y ahí estoy buscando colores “primavera” para una vestimenta adecuada. A mí me gustan los colores azules –oscuros y claros-, morados y lilas, café claro, beige o caqui. A la buga le gustan las joterías como azul cielo, verde agua, rosa pastel o lila. Así que de común acuerdo, decidimos que el vestido o falda fuera de color lila.

Largas horas caminamos por toda la ciudad recorriendo tiendas y más tiendas buscando un vestido corte imperial –creo que se llama así- lila, o en su defecto, una falda y una blusa del mismo color. No tuvimos suerte.

Nada apretado para ese día, le dije a la buga y a mi mujer. A la buga no le pareció, pero a mi mujer le encantó la idea, así que decidimos elegir un estilo medio hippie-hindú con colores claros.

Todo ese desmadre para que acabara comprando una falda azul con blusa blanca porque jamás hubo ropa color lila. Me lleva la chin...

Trauma 4:

Cuando por fin encontramos la vestimenta que queríamos, sólo quedaba un problema: los zapatos. Si por mí fuera, acudiría en tennis para la unión, pero no es apropiado, así que había que buscar el calzado adecuado. Tenía que considerar que mi pie es pequeño y ancho, de “tamal” para que me entiendan.

Los zapatos para mujer tienen un inconveniente devastador: si son bonitos, no son cómodos, y viceversa. Entre mis antiguas joterías rezagadas en casa de mis padres encontré unas zapatillas abiertas color lila de tacón del 9, bien femeninas y bien bugas. Después mi suegra me regaló otras muy parecidas color plateado. Pues ambos pares se ven muy bonitos en mis pies, pero si doy más de dos pasos corro el riesgo de dejar impreso mi rostro en el suelo. Carajo, no sé caminar con esos pinches zapatos, necesito ir haciendo tierra con la pared o del brazo de algún alma caritativa que cuide que no vaya a irme de bruces.

-Aprende a caminar, sin miedo- me decía la buga- recuerda, espalda erguida y paso seguro, talón-punta, talón-punta.

Suena muy fácil, pero cuesta trabajo. Caminaba como pollo espinado y mis tobillos sufrieron algunas torceduras. Ya desde hace años un ortopedista me dijo que no puedo usar tacones por el arco tan pronunciado de la planta de mi pie. Herencia de mi papá. Así que de nuevo tuve que negociar con la buga.

-Sólo van a ser unas horas- me decía- la belleza cuesta

-¿Y a mi qué me importa que cueste? Quiero algo cómodo, aunque no se vea bien.

Uno de los traumas impuestos por mi santa madre desde mi más tierna infancia, es justamente el visitar miles de zapaterías. Para la buga eso es fascinante, para mí que soy lesbiana, resulta frustrante.

Y hasta la fecha no hemos encontrado un par de zapatos que sean cómodos y no se vean tan mal…

Trauma 5:

Una de las ventajas del pelo corto es que no tengo que pasar la mitad de mi existencia peleando contra mi propia cabellera. Hace más de un año que me lo corté y ahorita ya está un poco crecido, como al hombro. Mi idea original era hacerme una coleta hacia atrás y todo relamido con tres kilos de gel encima para que el viento no me desacomodara ni un pelo. Nuevamente la buga estuvo en desacuerdo, como mi corte está en capas, sugirió que fuera de cabello suelto peinado con las puntas hacia afuera y que me pintara de castaño claro para que resalte más mi tono de piel. Accedí a eso, después de todo un cambio no me vendría tan mal y no sonaba tan complicado. Fue la primera situación en que la buga y yo estuvimos de acuerdo y no salimos de la greña.

El maquillaje, el bendito maquillaje. La verdad es que no sé pintarme la cara, las pocas veces que lo he hecho parezco payaso, así que la buga me mostró la Biblia de toda mujer heterosexual –es decir, una revista Cosmopolitan- y buscar consejos ahí. Después de leer mi horóscopo sexual para el 2008, las 10 cosas que hacen feliz a tu hombre en la cama, y la mejor manera de alcanzar múltiples orgasmos, decidí buscar información en otro lado.

En alguna parte escuché –no recuerdo dónde- que si el evento es en la noche, entonces es válido utilizar maquillaje brillante y vestimenta con lentejuelas o cosas parecidas. Aprendí la diferencia básica: si utilizas cosas brillantes en el día, eres naca, si las utilizas en la noche, entonces eres elegante… qué complicadas son las mujeres. Y tuve que comprar maquillaje para la ocasión porque en mis cosas de uso personal, no existía eso.

El reverso de la tortilla: una pequeña reflexión

Después de todos los trastornos que la buga me causó, volví a encerrarla en el clóset bajo siete llaves, candado y chapa de seguridad. No volverá a salir. Por lo menos no en mucho tiempo.

Ser lesbiana es mucho más sencillo que ser heterosexual, al menos para mí. No debo preocuparme por trivialidades como la ropa, los kilos que tengo o no tengo de más, no tengo que ocultar las imperfecciones de mi rostro con toneladas de maquillaje que después deberé remover con espátula y aguarrás, no estoy de malas todo el día sólo porque los zapatos me lastiman, no tengo que competir con otras mujeres por ver quién se arregla mejor, no tengo que “disfrazarme” para atraer a un hombre, ni nada de eso.

En esta ocasión tuve que sacar mi lado buga para lo de la unión. No me arrepiento, quería romper un poco con ese estereotipo de que una de nosotras se vista de hombre y otra de mujer, o ambas de hombre –una de nuestras amigas quería que fuéramos de frac- finalmente las dos somos mujeres y quería que se viera de esa manera. Claro, desde mi perspectiva lesbiana todo se veía muy sencillo; desde mi perspectiva buga, resultó más complicado de lo que pensaba.

Soy "una verdadera lesbiana, desde la L hasta la A"–utilizando la finísima expresión de Hugo Chávez, pero con otras palabras- y el traje de buga no me queda ni por error. Yo no soy totalmente palacio, soy totalmente Maseca.

Una vez más comprobé que debo ser extraterrestre. Si las mujeres son de Venus y los hombres son de Marte, las lesbianas ¿de dónde somos?

19 comentarios:

Claudia dijo...

No paré de reírme mientras leía tu post, vaya aventuras que te hicieron pasar. Definitivamente queda la lección de que no es recomendable intentar ser como no somos; claro que en este caso tenías tus razones, pero imagínate qué difícil para todas las personas que son de una manera y viven pretendiendo que son de otra... un infierno.
Saludos y suerte en la ceremonia.

marga dijo...

excelente post! muy bueno!
me reí mucho y me recordó la época en que siendo lesbiana yo lucía como "buga", sandalias doradas, maquillaje, uñas pintadas y todas esas estupideces que sólo nos hacen perder el tiempo y la paciencia
ahora que me visto como butch, estoy segura de que en dos años cuando nos casemos iremos las dos de jean, zapatillas y remera

salu2

venus dijo...

hola dolores.
mientra siba leyendo me imaginaba por lo que pasaste, que lio.
pero en fin, conincido con claudia que dice que no hay que intentar ser alguien que no somos.

te cambio tus besos chilangos y te los regreso por unos besos zacatecanos :P

mdialuna dijo...

Yo no soy totalmente palacio, soy totalmente Maseca.

CREO QUE LAS LESBIANAS.. tenemos voletos para vivir donde queramos... mi buga interna es bastante molesta pero ya puedo disfrutar de lo buga que me acomoda, de lo butch que me queda... creo que cuando la lesbiana en cuestion es butch.. porque asi lo dispuso la madres sabia naturaleza se ve mas mal si quiere disfrasarse de buga.. es que... neta.. la naturaleza es sabia... creo que ser muy o poco femienino no sirve de nada... solo hay que salir!! lavarse, peinarse y dar lo mejor... quererse pues... despues de quererse... lo demas va saliendo con calma...

wow!! mi admiracion por animarse a firmar papelito...!!

Letizio Pantoja dijo...

Vaya !!! cuantos traumas. te dejo una sugerencia. participa en nuestra red contra la pederastia. cuantos amigos puedes involucrar?

Saludos

A dijo...

Lola querida....¿quien te manda sacarla? si ha estado guardada tanto tiempo es logico que actuara como loca desatada!

Te veras hermosa, -por que eres hermosa- con lo que uses.

Un abrazo fuerte fuerte
besos bugas
A.

Addiction Lunar dijo...

Ahhh que dolor, que risa con tu super historia qué locochona :)
Lo importante al final es que disfrutes tu día con tu chica y lo demás que sobre.
Mis mejores deseos a ambas.

Abrazos fuertes

Carlos dijo...

Ah, el amor, siempre es complicado, cualquiera sea la manera de amar.

Un beso.

moderato_josef dijo...

Vaya con lucir de Buga que rollo no? Hay que ir como a uno le plazca ya seas gay lesbiana hetero etc. Sabes, ahora escribo una novela en la que la protagonista es lesbiana. No sé si lo estoy haciendo bien pero empeño le pongo. Aunque con retraso respondo a tu pregunta. No tengo ningun libro individual publicado. sólo ediciones compartidas con otros escritores. Si te interesa en cuanto consiga publicar (Ya no e falta mucho espero) te aviso. Felicitaciones por el post. UN saludo bellesa!!!

Salvatore dijo...

Pues enhorabuena por tu próxima legalización de tu unión. Te deseo muy buena suerte y que tus traumas te dejen para que puedas ser feliz; aunque también se sabe que nadie es completamente feliz, ni puede serlo. En fin, para celebrarlo ahora quiero recomendarte una excelente película que sé te gustará pues ha ganado todos los premios Lésbicos-gays en donde se ha presentado. La película viene muy a tono con algunos de tus traumas y es una comedia muy inteligente que se llama Gorditas.
Está escrita, dirigida y actuda por un joven que se llama Ash Christian.
Acá te dejo la liga con más información al respecto.
http://www.imdb.com/title/tt0439179/
A ver que te parece la nueva reseña de este fin de semana.

Dolores Garibay dijo...

Claudia, Mdialuna, Addiction lunar, Salvatore, en verdad les agradezco sus buenos deseos para nuestra próxima unión... claro, si es que la burocracia nos lo permite...

Marga, Venus, en definitiva, no me resultó como yo hubiera deseado el ser de otra manera. Simplemente no me sentí cómoda, esa no era yo.

Poesía, gracias por la florezota (sonrojada Lola que muerde el rebozo)

Carlos, en nuestro caso, lo complicado no es el amor, sino la burocracia que hay de por medio para darle validéz legal a esa relación. Gracias por darte una vuelta por aquí ;)

JoseF, suena bastante interesante la novela que estás escribiendo, me gustaría leerla cuando la publiques :D (con dedicatoria y toda la cosa)

Besos chilangos a todos =)

Miguel Ángel Osorio Hernández dijo...

Ke estres¡¡¡ te lo prometo ke yo ubiera kedado inflado por eso, jejejejeje mi marido y yo pensamos usar frac, sigue siendo facil para los hombres de ambiente.... Hasta cierto punto te entiendo por ke cuando eres gay y tienes complejo de reyna tiendes a complicarte la vida con ese tipo de vanalidades.... Dudoso dudoso, Saludos y una felicitación de mi parte por tu proxima unión

RomáN dijo...

Me encantó, me fascinó tu post. No solamente por la "forma" (te atrapa desde el principio y no puedes dejar de leerlo!! -talento para escribir hay y de sobra niña-), sino también (y acaso principalmente por ello) por el fondo!!
Creo que pude conocer más de ti, de esa niña "DG" que sigo cotidianamente!!
Y sí -para qué negarlo-, me encantó esa salida -inesperada, desconcertante- del clóset de tu parte "buga" (no sabía que ese es el término que se aplica).
Y me encantó porque acaso -sí, lo sé, también por la fantasía que me corroe- te imaginé como una niña, como una chava que, con pucheros y anhelante, trata de verse como la chica más linda, coqueta y femenina).
Y eso (con todo el respeto y el cariño de un hombre "buga" que siente que es amigo tuyo -no sé si estará bien dicho-)hace que, por un momento, hayas ocupado la imagen de la niña ideal que acaso uno desea coincidir.
Te lo digo con respeto y cariño mi talentosa niña (por lo demás, sabes bien que mi admiración y mi cariño siempre ha estado inmune a cualquier cosa que no sea tu alma)!

Muchos besitos jarochos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! (y uno de ellos -por lo menos- para esa DG "buga"...) :) :P

Nut dijo...

Describiste con mucho humor tus traumas y el intentar ser quien no eres, pero no creo que eso tenga nada que ver con la orientación sexual, y más con lo que cada una se siente cómoda. Tengo amigas bugas que no las subirás encima unos tacones de ningún modo, amigas lesbianas que no saldrán de casa sin maquillaje o medias... a gustos, colores.

Una servidora, como es extraterrestre pues adora los tacones que acompañan a los zapatos cómodos (sí, existen!), no usa nunca maquillaje i la ropa va ancha porque no hay modo de que no me sobre en las partes más interesantes de la anatomía femenina... alguien dijo que en la variedad está el gusto! ;)

... pero en definitiva, quiero desearte mucho amor para hoy y cualquier día (sea el 14, sea el 30...)al lado de tu mujer.

Un abrazo!

Omarcin dijo...

Nunca me hubiera imaginado que una lesbiana pasara por todo esto, no manches pues yo como soy bien Jotita pues eso es lo del diario, ir combinado, peinadito y glamourso para salir. Pero claro es diferebte la perspectiva de ambos, Les deseo lo meor en su futura unión a ti y a tu pareja.

Besos, Bye.

Ulysse dijo...

Genial, hilarante como siempre.
Sin embargo coincido con Nut en una cosa: "Cada quien, es cada cual, y en su casa baja las escaleras como quiere"; o sea la sexualidad y los tacnoes no van a la par, y no por ser Lesbiana se debe renunciar a una concepción de la elegancia y femeninidad o adoptar un rol de masculinidad impuesta: lo realmente fértil es la libre elección.

Un saludo!

Un hombre sale de viaje, otro es el que regresa

Dolores Garibay dijo...

Miguelito Puck, Nut y Omarcin, muchas gracias por la felicitación y los buenos deseos, ojalá que esta burocracia tan característica de mi país -y creo que de varias naciones del mundo- nos permita formalizar pronto las cosas.

Román, mi precioso niño, gracias por el halago de que te parecía una niña linda, coqueta y femenina... ¿qué te hizo pensar eso? si yo siento que mi orientación sexual (o preferencia sexual, cómo sea el término que se utilice, nunca me he aprendido la diferencia) es demasiado obvio. Yo siento que casi casi traigo la palabra LESBIANA tatuada en la frente... En fin, mi parte buga se sonrojó con tu comentario y te agradece que le hayas levantado los ánimos :D

Ulysse, es un placer tenerte por aquí. Sé que la sexualidad y os tacones poco tienen que ver, pero era un decir eso de "mi parte buga". Tal vez esté mal, pero intenté estereotipar, para esta entrada, a la mujer heterosexual promedio. Mi principal inspiración fueron mis amigas ;)

Besos chilangos :)

Bose dijo...

nop...

Lo siento, pero esta vez no estoy de acuerdo contigo, el caso de que seas Lesbiana, no quiere decir que no te preocupes por tu belleza y salud =/

Imagina a tu mujer ahi toda por sin ningun lado, asi toda horrible =/ Es lo que ella ve, trata de ganar su corazon como su cuerpo, no te digo que de la noche a la ma%ana, pero de vez en cuando sorprendela y veras que te sentiras mucho mejor...

Insisto, no estoy de acuerdo contigo =/ He dicho...

jajaja

Bitter dijo...

Ya te dije nena me hiciste reir una barbaridad, me encanta tu sentido del humor y la forma en que ves la vida, jaja, debieran haber mas mujeres como tu en esta blogosfera.
En serio no le había sacado el rollo a lo que implicaba sacar a tu buga a pasear, jajaja. La vida está llena de estas incongruencias, por acá tienes a una hippie de siempre, aritos artesanales, chombas de lana de colores, usaba patchulí, alguna bvez el pelo casi al rape y estudié la profesión mas "cuica" que pisa la tierra, jaja soy ejecutiva de gerencia en una empresa lo que me obliga a usar trajes y maletines, reuniones con gerentes y banqueros, ufff, lo detesto, pero sigo manteniendo mi sello, jeje, jamás un maquillaje, siempre el pelo largo, zapatos cómodos, uso un aro estilo pirata, bajo la blusa pulseras y collares artesanales, jaja, debajo de todo eso, sigo estando ahí!!!
Nena pienso que lo mejor es hacer lo que te haga sentir cómoda a ti y a tu mujer.
No es fácil, especialmente cuando estás siguiendo ritos formales impuestos por la sociedad, lo importante es el cariño que se tengan ustedes y el resto puede pasar.
Mis mas sinceras felicitaciones a ambas preciosa.
Besazos para ambas y abrazos desde el sur del mundo.