22 de junio de 2009

De mal en peor...

Año con año la comunidad LGBT de México realiza una marcha con la finalidad de exigir ciertos derechos y hacer notar a ese grupo, muchas veces invisible, de homosexuales (hombre y mujeres) que habitamos en la Ciudad de México. En esta ocasión fue evidente que no hubo organización de ningún tipo.

Este año estoy completamente decepcionada de lo ocurrido durante ese espectáculo carnavalesco y patético en que se convirtió esta marcha.

Por lo que pudimos darnos cuenta, muchos de los asistentes desconocían el pliego petitorio que se tenía preparado para este año y sólo asistieron para desfogar sus energías o qué sé yo y dar espectáculos poco agradables en la vía pública. Para que sepan cuáles eran los puntos a tratar, aquí les menciono sólo algunos:

• Modificar la Ley de Sociedad de Convivencia para que a uno de los convivientes se le permita ingresar al Seguro Social a su pareja.
• Plantear la posibilidad de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo
• Crear módulos de atención ciudadana para ayudar a grupos vulnerables
• Mayor difusión de los derechos de la comunidad LGBT, así como campañas de sensibilización
• Creación de más espacios culturales para la diversidad sexual
• Promover el DECÁLOGO POR LA DIVERSIDAD


Salí muy desanimada. El 99% de los asistentes no prestó atención a lo que se supone era el objetivo principal de esta movilización. Es la primera vez que a mí me toca ver que se venden bebidas alcohólicas en una manifestación de esta índole, lo cuál le quita seriedad al asunto; los grupos u organizaciones que tienen los pliegos petitorios, los dejaron hasta atrás de todo el carnaval; todavía el año pasado asistieron grupos de Lesbianas, Bisexuales, Transgénero, de padres de familia con hijos homosexuales o incluso universidades, y este año, al menos nosotros, no vimos a ninguno de esos grupos.

A mi me caga asistir a este tipo de eventos porque no me gustan las muchedumbres… simplemente no tolero que terceras personas invadan mi espacio vital. Estos últimos dos años hemos asistido porque una muy buena amiga nuestra que trabaja en la DGIDS (Dirección General de Igualdad y Diversidad Social) ha solicitado nuestro apoyo. Por lo menos nosotros vamos con la idea de informar y exigir ciertos derechos de manera pública, sin embargo la gran mayoría siente que está en una fiesta en la vía pública.

Una amiga nuestra, buga, casada y con un hijo de 3 años, asistió con nosotros con la mejor intensión del mundo de mostrar apoyo y de que su pequeño no vea mal en un futuro la situación en que nosotras (mi mujer y yo) vivimos, en la noche nos comentó: “Es la primera y última vez que las acompaño”. Realmente entiendo su malestar pues no resulta agradable ver a dos tipos encuerados y manoseándose en la calle a la luz del día, ni ofrecer servicios sexuales ($200 la mamada) a los automovilistas que van pasando, ni escuchar un montón de palabras altisonantes contra todo aquel que no sea homosexual, ni agredir a las familias que pasaban por ahí lanzándoles basura, ni acosando a los transeúntes con insinuaciones de lo más vulgares… No soy persignada, no me espanto tan fácil por cosas así, pero creo que hay momentos y hay lugares donde uno puede dar rienda suelta a sus "bajas pasiones" como dice mi madre, y la vía pública no es uno de ellos.

La verdad es que, además de decepcionada, estoy molesta. Espectáculos tan patéticos como los mostrados en la marcha incitan a la homofobia

¿Cómo pretendemos que nos tomen en serio o que nos respeten si lo único que el resto de la sociedad conoce de la comunidad homosexual son a las lacras que asistieron a hacer sus desmadres el sábado pasado?

No todos somos así. Conozco a muchísimos homosexuales (hombres y mujeres), con empleos dignos (profesores, ingenieros, abogados, etc.) que viven sus vidas con la mayor naturalidad, sin ocasionar problemas a terceros y, lo más importante, que RESPETAN a los demás. Lo triste del asunto es que esa parte de la comunidad LGBT es la invisible, la oculta, la que vale la pena pero los demás no notan por ignorancia o cualquier otro motivo.

No terminamos el recorrido programado porque los policías ya no nos dejaron pasar a pesar de que les mostramos los papeles que nos autorizaban a manifestarnos en la vía pública. Era de esperarse después de todo el desastre causado por los que iban delante de nosotros.

Sobra decir que el prox. año no asistiré. Primero porque estoy en contra de cualquier manifestación que bloqué avenidas y cierre calles; como conductora me frustra que, si tengo una emergencia, tengan que desviarme del camino y hacerme perder tiempo para poder llegar a mi destino… así perdí un trabajo. Y en segunda, porque me declaro totalmente ajena y no perteneciente a la parte de la comunidad LGBT que asiste a ese evento.

10 comentarios:

marichuy dijo...

Dolores

Mucho me temo que a esta sociedad mexicana, aún le falta mucho para aceptar y respetar la diversidad sexual. Si todavía los hombres que se empecinan en que su primer hijo sea varón... tu dirás cómo andaremos en lo demás.

Besos diversos

el_Javo dijo...

Respondiendo al comentario de Marichuy...creó que quizo decir que somos muy machistas pero no es asi...tengo un vecino que tiene 2 hijos, si 2 y en todos los partos siempre reza por que sea mujer ( no le gustan los ultrasonidos prefiere la sorpresa) y en 2 de los 3 casos no le slaio como el queria, el queria pura mujer pero le fallo.
Esto queire decir que no todos se empecinan en que el Primer hijo sea varón...en mi caso si es varón el primero pero hubiese sido lo mismo si fuera Mujer porque hubiera estado bien guapa jejeje... bueno...
En cuanto el otro tema, creó que la Diversidad se daría si como dices comenzaran por respetarse ellos mismos antes que exigir lo que pretenden exigir...se me hace de RISA que quieren que se permita registrar al IMSS a su "Pareja"...digo, por atenderlos y que no esten mal de salud no esta mal pero...no me cabe en la abeza que en los Hospitales ahora en lugar de que mi Esposa platique con la esposa del vecino ahora tenga que platicar con una persona Homosexual? que platica tendrian en común? de que platicarian? sobre que temas en particular tratarian? acaso se platicarian sus "experiencias" con sus respectivos como suele suceder en grupos?

Na, no me cabe en la cabeza eso...

Aparte s eponen a blokear las avenida socmo si fueran de ellos, leí que tenian permiso o sea que estaria todo organizado, pero tambien andaban ahi haciendo sus "gracias" no puede ser...io no me espanto pero no puede pasar eso en plena luz del día y en la vía publica...

Ahhhh ya me enoje!! punto final y jejeje que estes bien!

Bitter dijo...

ufff, nena allá y acá sucede algo similar, me tocó estar presente en la Gayparade del 2008 en santiago, en realidad el espectáculo era lastimoso, parejas tirando en el pasto a vista y paciencia de todos los participantes, camiones completos cargados con trans ofreciendo favores a diestra y siniestra, haciendo de la promiscuidad la bandera de lucha, mala imagen en realidad.......peeero, tenían un lugar donde expresarlo, durante años era impensado ver algo así, supongo es frustrante, pero creo que la gente va aprendiendo, queizá no ser tan duros y darles un tiempo, ya entenderán que tiene que respetarse a si mism@s para que les respeten.
un abrazo preciosa

Dolores Garibay dijo...

*Marichuy: Siempre existirá gente con este tipo de mentalidad mediocre e intolerante. Hay gente que cree que vive todavía en la edad media en vez del siglo XXI, es una lástima...

*Javo: Entiendo tu punto de vista y lo respeto, pero también entiende tú que nosotros como parejas homosexuales tenemos los mismso derechos que las parejas heterosexuales. Me sorprende que digas que un derecho tan básico como el de la salud, te da risa, pero en fin... No creo que tenga nada de malo que tu esposa pueda platicar con su compañer@ de consulta médica, independientemente de con quién duerma cada quien, existen muchos otros temas comunes que nada tiene que ver con la orientación sexual; así como yo puedo platicarte de fútbol (de la selección y de por qué me caga el América), o de cine, o de hip hop, o de cualquier tema, me imagino que tu esposa puede hacer lo mismo... ahí sí no entendí tu molestia. Y no me enojo, sólo que me sorprende un poco.

*BITTER: Es muy triste, en verdad, comprobar que lo que sucede en México, también sucede en la mayoría de los países de América Latina. Tú me cuentas ahora de Chile, pero tambipen he escuchado comentarios de los desfiles Gayparade de Argentina, Panamá, Uruguay y Colombia... en todos los casos, el problema es siempre el mismo; los desmanes provocados por los particiantes. Espero que la situación pueda cambiar algún día para que nos tomen más en serio :)

Besos chilangos

dioni blasco dijo...

ni patrias ni banderas
ni razas ni religion
ni limites ni fronteras
dijo bumbury,
pero esta claro que la homofobia se deberia de incluir...
libertad sexual para todo el mundo ya.

Dolores Garibay dijo...

*Dioni Blasco: Eso sería lo ideal... por desgracia no se puedo debido a un factor: la estupidez humana. Bumbury es una sabio :)

Besos chilangos

Pingüino dijo...

Hola mi estimada Dolores; entiendo perfecto tu frustración. Es feo saber que tu tienes un ideal, y tratas de luchar por él y que la gente que se "supone" pelea por lo mismo, lo haga (o mejor dicho no lo haga) con total falta de seriedad. Sin embargo, no todo está perdido; por ejemplo, aquí en casa el tema de la homosexualidad era algo casi "satánico", pero a raíz de que uno de mis mejores amigos se declaró gay, tuve que comenzar a reeducarlos, y hacerles ver que aquello no era malo, ni algo que fuera un estigma. Al final comprendieron que sólo se trata de una simple preferencia, como que a mi me gusta el helado de chocolate y mi hermano el de fresa.

De hecho mi papá al principio se ponía paranoico cuando salía con mi amigo a dar el rol o a tomar un café, pero no por ello iba a menospreciar al que durante más de media década ha sido mi amigo. Hoy día, en casa la cosa ha cambiado; le mostré que la homosexualidad no tiene nada de raro ni de malo.

Así que la cosa debe cambiar desde adentro, desde nuestras familias y no en marchas tan poco ortodoxas.... y sin embargo, como que ya hace falta un Loveparade, no crees??

Besos y hasta pronto.

pao dijo...

como dice pinguino! debe cambiar desde adentro desde la familia =(

A dijo...

Yo tambien estoy en contra de la marcha de tito y demas antros con sus carros alegoricos, y creo que esta mal que caigamos en su juego, asistiendo y haciendo bola a un carnaval de la obscenidad.

Es triste, peor los avances de la diversidad no son gracias ala marcha, sino apesar de ella.

Besos tristes
A.

Dolores Garibay dijo...

*Pingüino: Es bueno tenerte de vuelta :) Me alegro que hayas podido hacerle ver a tu papá que, independientemente de la prefrencia sexual de tu amigo, él es una persona como cualquier otra. Y qué bueno que tu papá también lo comprendió :)

*Pao: Es cierto, los cambios deben darse dentro de la familia pero no siempre es así. Influyen muchos factores, entre ellos, la cuestión cultural. No pierdo la esperanza de que algún día eso pueda cambiar :)

*A: Todas las marchas a las que he asistido me han parecido patéticas x diversos motivos, pero la de este año se lleva las palmas... que triste pero ni modo :(

Besos chilangos