19 de junio de 2008

Es peligroso no tener nada que hacer


La Chilanga Malviajada tiene algunas costumbres indeseables cuando acude a un supermercado. No se roba nada, porque ladrona nunca ha sido a pesar de la mala fama que los chilangos suelen tener. Más bien se debe a que cuenta con demasiado tiempo libre… Es peligroso no tener nada que hacer.

Alguno de sus también ociosos amigos le envió una vez un mail con una lista de 14 cosas que puedes hacer en un supermercado y que ahora, gracias al Google, las pueden leer aquí. Como ya se mencionó antes, a La Chilanga Malviajada le sobraba tiempo, así que decidió ocuparlo productivamente experimentando algunos puntos de esa lista e inventando nuevas maneras de fastidiar a los empleados y demás compradores.

Echaba cajas de condones, pañales de adultos para la incontinencia (a cualquier adulto que anduviera cerca), toallas sanitarias, tampones, tangas y sostenes (en caso de que el comprador fuera hombre), pruebas de embarazo (para madres acompañadas de sus hijas adolescentes) o simplemente intercambiaba algunos productos de los carritos de los compradores por otros que ella considerara que eran mejores creando confusión entre las personas al no estar seguras de si era su carrito o no. Embarraba de sustancias pegajosas como miel o resistol el manubrio de los carritos. También comenzó a llorar y le gritó que la dejara en paz a una empleada que amablemente se acercó a ofrecer ayuda; el resultado: las veces que La Chilanga Malviajada regresó a esa tienda, la empleada la veía raro y jamás volvió a acercarse. Frente a las cámaras de seguridad, no se sacó los mocos, pero sí mostró con gran orgullo los dedos mayores de sus manos y sus... Hizo caminitos de salsa catsup y mostaza a los baños, probadores, cajas y diversos pasillos del lugar. Creó magnificas obras de arte con el resto de las salsas y aderezos de la sección de comestibles o con productos de limpieza de la sección de hogar. Jugaba carreritas con su acompañante por todo el supermercado; hasta fingió un desmayo nomás, porque no tenía nada mejor que hacer.


Contó todo esto a una amiga quien sabiamente le aconsejó:


¡CONSÍGUETE UN OFICIO!


10 comentarios:

venus dijo...

hola hermosa
me rei mucho con lo que cuentas, la lista esta genial, lo que no haria es es conderme entre la ropa y gritar que me agarraron , pero igual y ya estando ahi todo puede pasar.
imprimire esa tal lista ya que yo tmb tengo mucho tiempo libre,ha de ser genial ir de compras con la chilanga malvada.
en una ocasion me acoste en el suelo por que ya estaba cansadisima y todos me veia muy raro , pero me valio.
A ver cuando vamos de compras juntas , no?? digo con la chilanga malvada ....

arcgabriel dijo...

Pues, entonces, pasa y dejame un mensajito en mi blog que me tienes muy abandonado.

SALUDOS Y ABRAZOS ... AH, UN BESO CHILANGO.

Blas Torillo dijo...

Ja... Hola Dolores (así también se llama una hermana mía).

Vengo del bló de Salvador (el de los libros -¡que bueno es! ¿no?-, porque leí lo de la música y esas cosas y me encuentro con esta entrada del "no tengo otra cosa qué hacer".

Molestingar es un arte que deberá ser reconocido en algún momento de la historia de la humanidad.

Jaja... nomás de imaginar la cara de la empleada cada que entres a la tienda, me vuelvo a morir de la risa.

Pasando de tema, estoy ahora oyendo a Cheb Mami... Suena padre. No sé por qué Salvador no lo pudo hacer, pero espero que puedas mandarle la música.

Seguiré viniendo. Te he visto ya varias veces en el Murmurante Authomathic for the people y hasta ahora me decidí a visitarte.

En buena hora.

Te dejo un beso.

Desde la PowerBook g4 de Blas

Bitter dijo...

Te juro que si tuviera tiempo libre, lo último que hará sería ir a un supermercado, odio esos lugares!!!
Peeero me hiciste reir nena, uffff no le hagas caso a tu amiga, ningún oficio va a ser tan divertido como poner en práctica tu lista ;)
besos

Poesia dijo...

No soy afecta a los lugares concurridos.

tampoco me gusta ir a lugares concurridos llenos d enenas fresas que hablan exagerando su acento y manotean con sus bolsas de zara o del palacio de hierro para que todo mundo vea en que tienda surten sus calzones

tampoco me gusta ir a lugares concurridos donde la gente grita gooooool

Pero menos a los lugares concurridos por señoras con sus hijos. Nada en particular, solo es que me pongo nerviosa.

Asi que aunque me gusta creer que soy mala, muy mala, las cosas de ea lista nunca las podre hacer (bu!) ...me alegra que otros puedan pasar horas y horas de ana diversion ;)

Besos de aca, pa'lla
Yasabesquien.

Miguel Ángel Osorio Hernández dijo...

A que con la chilanga, lamento desiros ke para fortuna o desgracia comparto ciertos que haceres en el super cometidos por la chilanga, y mira que a mi no me sobra el tiempo porque hoy presisamente obtuve un empleo, Que estres¡¡¡

Beso

Addiction Lunar dijo...

qué hay qué hay!!! poniéndome al corriente....Un abrazo para la chilanga....

lully desnuda dijo...

Hola amiguis!!


No me imagino no tener nada qué hacer. Dios bendiga el empleo que tengo y las actividades que llevo, es más, necesito tiempo extra cada día.

Mi infinita gratitud contigo por ese acompañamiento por el renacer espiritual y la partida terrenal de mi padre.
¡Nos abrazamos!

Pingüino dijo...

Sòlo de imaginar todas estas sugerencias, me imagino demencial en medio de una tienda; sin embargo sin nada que hacer, creo que es una buena manera de pasar el rato. jajajajajajaja

Saludos mi estimada Dolores. :D

Bose dijo...

Definitivamente que se consiga un oficio...

Eso es no tener nada que hacer y querer perder el tiempo a lo wey ....

Aunque, si, uno que otro estaria nice pero como que dedicarte a eso yyiiiaaggg...