26 de marzo de 2010

Sobre el café



Ahora que me he integrado, de manera formal, al mundo laboral de los adultos responsables, he comprobado los multiples beneficios del café.

Primero que nada, sin la cafeína simplemente nadie llegaría a tiempo a sus empleos, nadie podría mantenerse despierto por más de 15 minutos en una junta y nadie tendría el mismo rendimiento laboral.

Yo, en mi caso, he de reconocer que si no fuera por el café, mi personalidad no existiría.



Además de que el café fue una de las bebidas que cambiaron la historia de la humanidad de manera radical, me he percatado de que jamás padeceré de cáncer de colón, ya que el café inhibe las secresiones biliares (esto en el mundo laboral es MUY importante); no envejeceré prematuramente ya que es un potente antioxidante; no padeceré de un infarto porque la cafeína es un potente vasodilatador y es por esta misma cualidad por lo que el cerebro se oxigena más ayudando a una mejor concentración en las actividades realizadas.

En pocas palabras, sin el café mi vida no tendría sentido.



Eso sí, el café, por muy malo que sea, debe tomarse solo. Ponerle azúcar es un crimen imperdonable

En las sabias palabras de la mamá de mi mejor amiga, el buen café debe ser negro como la noche, caliente como el infierno, puero como un ángel y amargo como el amor.




OnePlusYou Quizzes and Widgets

3 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Estoy de acuerdo en todo contigo excepto en un punto.
Para mí resulta imposible tomar sin azúcar y leche el café. en resumen y lo reconozco, soy un mal cafetero. Pero esto no anula las `propiedades que el café ejerce sobre mi persona. todas excelentes, mientras lo tome en las cantidades adecuadas, claro está.
Un beso.

Dolores Garibay dijo...

*JoseF: Muchas poersonas endulzan el sabor amargo del café. Depende del paladar de cada quien, yo prefiero los sabores intensos y fuertes :)

Besos chilangos

Pingüino dijo...

Pero, pero... :( me encanta el café dulce. jejejejeje

Bien admito que en realidad "no sé tomar café", pero la neta me agrada dulce. En fin, que puedo decir?. Bastante poéticas las palabras de la amiga de tu mamá.

Como siempre, un placer leerte. Besos.